Intervención de la Policía Local en Alcaravaneras durante la noche del jueves. / POLICÍA LOCAL (@POLICIALPA)

El plan de seguridad navideño vigilará los botellones y el uso de mascarillas

La Policía Local vigilará cuarenta puntos donde se ha detectado concentraciones de personas que consumen alcohol en la vía pública

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

La Policía Local ha diseñado un dispositivo especial de seguridad y movilidad para unas fiestas navideñas distintas, marcadas por la pandemia del covid-19. Para ello, y puesto que no habrá un programa de actos navideños multitudinarios, las fuerzas de seguridad centrarán buena parte de su atención en dos características propias de estos tiempos: el botellón y la mascarilla.

A partir de la próxima semana, la Policía Local incrementará la vigilancia en plazas, parques, aparcamientos o miradores donde se ha generalizado la práctica del botellón durante los últimos meses. Patrullas motorizadas y a pie, junto a unidades de paisano, recorrerán los barrios para evitar este tipo de concentraciones. El dispositivo se reforzará los fines de semana y en las vísperas de festivos, tanto de día como de noche.

El dato

  • 587. Es el número de agentes que forman parte del dispositivo de movilidad y seguridad de estas navidades. Es la totalidad de la plantilla de la Policía Local (558 efectivos) y del cuerpo de agentes de movilidad (29).

Desde el 10 de julio, la Policía Local ha tramitado un total de 365 denuncias por la celebración de botellones en cuarenta puntos del término municipal capitalino. Barrios como La Isleta, Las Coloradas, el entorno de las playas de Las Canteras y Las Alcaravaneras, Guanarteme, Triana, Vegueta, Jinámar, Las Torres, Escaleritas, Siete Palmas, Lomo Los Frailes, Tamaraceite y La Suerte han registrado actuaciones policiales antibotellones.

Imagen de archivo de un control policial. / C7

La jefa de la Policía Local, Delia Martín, aseguró que las zonas que han registrado más intervenciones por este motivo han sido las urbanizaciones Díaz Casanova y El Sebadal. La última actuación se produjo en la noche del jueves en la calle Sabino Berthelot, en Zárate.

Hay que recordar que la multa por la participación en un botellón alcanza los 120 euros, si bien el importe de la sanción está sujeto a una reducción del 50% siempre que se opte por el pronto pago.

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Josué Íñiguez, pidió a la ciudadanía responsabilidad y colaboración para contener al coronavirus y evitar nuevos contagios. «Nos jugamos la vida y la economía», señaló.

Control de las mascarillas

La Policía Local prestará también especial atención al uso de las mascarillas, que es obligatorio. En los últimos cuatro meses se han tramitado 10.346 denuncias por no portar esta prenda protectora y han sido detenidas, por diversas causas, un total de 166 personas. Transitar por la calle sin mascarillas está sancionado con una multa de cien euros, aunque el infractor se puede acoger a una rebaja del 40% si se opta por el pronto pago.

Incidiendo también en las medidas anti-covid, el dispositivo de la Policía Local para estas navidades también exigirá el cumplimiento de las medidas impuestas a las actividades comerciales y de restauración.

En este punto hay que reseñar que los agentes han tramitado, desde el verano, un total de 609 actas de inspección para reclamar la aplicación de todas las medidas de seguridad sanitaria que se exigen en estos momentos.

«Cuando la Policía Local levanta un acta en locales comerciales y de restauración no solo lo hace para proteger a los ciudadanos sino también a los empresarios que cumplen y que se han esforzado para poder tener su local en plenas condiciones de seguridad», expuso Josué Íñiguez.

En este aspecto, se contempla un refuerzo en los horarios de cierre en el que colaborarán las Unidades de Distritos y de Policía de Barrio, la Unidad Nocturna Especial y el Grupo Operativo de Intervención y Apoyo GOIA-UE.

El concejal hizo un llamamiento especial a que los ciudadanos adopten conductas responsables los días 24 y 31 de diciembre, así como el 5 de enero, que son jornadas tradicionalmente propicias a la celebración. El Ayuntamiento montará un dispositivo de control especial en Triana para el 5 de enero, a pesar de que no habrá actos de Reyes.

Presentación de la campaña navideña. / C7

Controles policiales en los accesos y salidas de las zonas comerciales

La incertidumbre respecto al comportamiento de los ciudadanos durante estas fiestas influirá en la respuesta policial que se dé en todo momento. Por eso, se va a prestar especial atención a la situación del tráfico a partir de la próxima semana, con la activación de los descuentos del 'Black Friday' por parte de los comercios.

Lo habitual es que durante las fiestas navideñas el tráfico se incremente en la capital grancanaria en torno a un 20% respecto a la situación habitual. Sin embargo, la pandemia puede hacer variar el comportamiento ciudadano frente a las compras navideñas. «La gente está siendo más selectiva a la hora de desplazarse a las zonas comerciales o está yendo a primera hora para salir cuanto antes», expuso la jefa de la Policía Local, Delia Martín, «lo veremos la próxima semana».

En principio, no se han organizado cambios de tráfico reseñables, pero sí habrá controles en las entradas y salidas de la ciudad y en las zonas comerciales de Triana, Avenida José Mesa y López, Santa Catalina, La Ballena, Las Arenas, Siete Palmas, Pedro Infinito, Tamaraceite y Jinámar.

Esto se completará con la vigilancia que se hace desde las cámaras de tráfico que se controlan desde el Centro de Emergencias (Cemelpa). Además, el servicio telefónico 092 ha recuperado ya la normalidad y puede atender seis llamadas simultáneas.

El dispositivo de seguridad y movilidad navideño trata de dotar de la mayor fluidez posible la circulación rodada y peatonal, así como garantizar la seguridad vial en los entornos comerciales y de ocio. Además, se incrementarán los controles de velocidad, así como de alcoholemia.