Imagen de archvio de una vivienda vacacional en la capital grancanaria / C7

El Plan General incorpora ya las restricciones a la vivienda vacacional en la capital

El Pleno aprueba las normas que obligan a tener un acceso independiente del que tienen los pisos residenciales

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Plan General de Ordenación (PGO) incorpora ya las restricciones a la vivienda vacacional en la capital grancanaria. El planeamiento municipal asume las exigencias que estaban incluidas en la ordenanza de edificación: cuando convivan los dos usos en un mismo edificio, los pisos turísticos deben estar situados siempre por debajo de las casas familiares; y, además, deberán tener acceso independiente al de los vecinos, con escaleras y ascensores distintos. Por último, el Ayuntamiento se reserva el derecho a exigir la disposición de una zona de carga y descarga en la parcela del edificio, es decir, fuera del espacio público, «cuando las previsiones de afluencia de vehículos generados por este uso pudieran dar origen a concentraciones de éstos». De hecho, se puede denegar la autorización de la actividad en caso de que se generen problemas de acceso por este motivo.

La regulación se incluye dentro de un paquete de modificaciones de las normas del PGO que tratan de «dotarnos de la suficiente seguridad jurídica para seguir estimulando la inversión privada», según explicó el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, quien insistió en que «no afecta nada al sector extrahotelero».

Sin embargo, la oposición no lo ve así. Las dos obligaciones que se imponen al alquiler vacacional condena el actual modelo de explotación, que se sustenta en una estructura de pequeños propietarios, y básicamente entrega el mercado de los pisos turísticos a quienes solo tengan posibilidad de tener un edificio entero dedicado a este tipo de oferta.

Daños económicos

«Se cargan al 95% del sector», advirtió el concejal del PP Ángel Sabroso, «no jueguen con el pan privado», máxime en una coyuntura con un paro al alza, un Producto Interior Bruto que se está desplomando y un cero turístico.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Lidia Cáceres, aseguró que la propuesta municipal «es una simplonada que elimina la vivienda vacacional». Recordó que el piso turístico solo representa un 1% del parque de viviendas e insistió en que la problemática es nula porque solo ha habido 15 denuncias en cuatro años.

Para Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, el Ayuntamiento no solo ha dejado de lado la participación ciudadana, sino que además se va a generar una situación en la que «se va a impedir la vivienda vacacional», expuso David Suárez.

El edil de Urbanismo evitó el uso de su segundo turno de palabra, lo que impidió que la oposición pudiera intervenir de nuevo en el pleno. También lo haría en la discusión sobre la construcción de un bloque de ocho plantas en Infecar.