Imagen de archivo de un control de la Policía Local en Santa Catalina. / Arcadio Suárez

«Muchos han tenido que pedir dinero a sus familiares»

UGT denuncia que la «desidia» municipal a la hora de pagar a los policías en prácticas los está sometiendo a una situación complicada

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El sindicato UGT denunció ayer que los retrasos en el abono de la totalidad del salario como funcionarios en prácticas que deben percibir los 68 nuevos componentes de la Policía Local está sometiendo a algunos a situaciones difíciles. «Muchos de estos compañeros, con cargas familiares, hipotecas, etcétera, han tenido que solicitar préstamos y dinero a familiares para hacer frente a sus gastos y así poder subsistir», expresa el sindicato a través de un comunicado.

El representante de UGT en la Policía Local, Yeray Vega, recuerda que aunque sean funcionarios en prácticas, tienen que percibir el sueldo por las labores que realizan, de acuerdo a un decreto del Gobierno de Canarias. De hecho, asegura que la Policía Canaria sí cumple este precepto, no así la Policía Local de la capital.

Desde el pasado 21 de abril, estos agentes fueron destinados a reforzar el servicio para hacer frente a las necesidades del cuerpo ante la pandemia de la Covid-19. Pese a ello, siguen cobrando como funcionarios en prácticas (685 euros) cuando deberían hacerlo como policías ya incorporados (1.700 euros). «El que está a tu lado trabajando en la misma patrulla que tú percibe 1.100 euros menos», lamenta Vega.

Otros atrasos

UGT asegura que «el derecho a recibir los salarios con efecto retroactivo no se limita al mes de abril de 2020», sino que «no les pagaron tampoco las horas extra y, en octubre del año pasado, prestaron servicios que no se les abonaron y se los dejaron dentro de los módulos de la academia».

En su escrito, el sindicato informó de que ha llevado al asunto a la vía judicial después de que en julio de este año se solicitara por escrito en varias ocasiones las retribuciones correspondientes a este grupo de policías locales en prácticas.

También han tenido problemas con las vacaciones ya que «de un momento a otro, los trabajadores se han visto obligados a hacer disfrute de éstas». Por si fuera poco, UGT denuncia en el mismo comunicado que «estos compañeros no tiene la uniformidad al completo, pese a que están ejerciendo servicio activo y, por consiguiente, están expuestos a cualquier incidencia».

Respecto a la posibilidad de que los 68 agentes cobren los atrasos en breve, Yeray Vega se mostró desconfiado. «Todos los problemas que tienen con aspectos económicos los resuelven diciendo que están parados en Intervención», expuso, «lo mismo hacen con el resto de la plantilla, a la que todavía no les han pagado las horas extra hechas desde febrero o los festivos, que tardan hasta dos meses en abonarlos».

Vega aseguró que desde hace dos años «ya no hago horas extra» porque los retrasos en los abonos obligan a los agentes a presentar una complementaria a la declaración de la renta en la que les deducen otro 20%. «Si te pagan 20 euros, te quedas en 11».