Un ciudadano circula con su patineta por la zona de Alcaravaneras. / JUAN CARLOS ALONSO

La patineta eléctrica pública arrancará en junio con 320 vehículos y un precio de 60 euros al año

La sociedad de aparcamientos Sagulpa marca el mes de junio como el del inicio del servicio de patinete público

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Junio es el mes escogido por la sociedad de aparcamientos municipal (Sagulpa) para el comienzo del servicio de préstamo público de patinetas -bautizado como Sityneta- a través del modelo de gestión directa. Ese mes, y gracias a una inversión de 654.878 euros -de los que el 40% los aporta la Comunidad Autónoma; el 31%, el Cabildo; y el resto, la propia sociedad municipal- se pondrá a disposición de la ciudadanía un nuevo modo de movilidad. La oferta será de 320 vehículos eléctricos dispuestos en cuarenta estaciones, cada una de las cuales dispondrá de diez módulos de anclaje.

El precio del servicio oscilará entre los 60 euros anuales, con un máximo de cinco usos al día, hasta los 153 euros al año y la misma limitación de utilización, para familias de tres o más miembros abonados. A estas cantidades hay que sumar una tarifa de 0,2 euros por minuto a partir de los veinte minutos de uso.

Los planes de expansión del servicio público de patineta ya contemplan la compra de 640 patinetas y ochenta estaciones adicionales, algo previsto para el primer trimestre del año en curso. Para ello, en septiembre de 2021 se solicitó una subvención al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España por valor de 1,29 millones de euros.

Con esta cantidad, la implantación del sistema en Las Palmas de Gran Canaria habrá costado al erario público casi dos millones de euros.

Un ciudadano circula en patinete por el carril bici de la avenida marítima. / Arcardio Suárez

«Se entiende que la puesta en marcha de este sistema compartido de patinetes eléctricos debe estar ligado íntimamente con el sistema de bicicletas, aprovechando la sinergia que se establece con las infraestructuras ya creadas para la bicicleta», recoge la memoria de Sagulpa, «creando una economía de alcance entre ambos servicios». Para ello, también se creará una bono anual mixto, que permitirá el uso de patinetas y bicicletas públicas, cuya tarifa será de ochenta euros. «De esta forma, se podría consolidar el objetivo de combinar ambos sistemas posibilitando su complementariedad en la movilidad individual del ciudadano», prosigue el texto.

La gestión de Sityneta le supondrá al Ayuntamiento unos ingresos de 125.797 euros por el cobro de tarifas, y casi 58.000 euros de gastos.

OTROS PROYECTOS

  • Bici eléctrica Se prevé la puesta en servicio de 120 unidades nuevas. El presupuesto es de 525.000 euros.

  • Parquímetros La renovación de estos postes continuará con sesenta nuevos gracias a una inversión de 359.520 euros.

  • El Rincón Se invertirán 200.000 euros en la primera fase de un planta fotovoltaica que irá en el aparcamiento.

  • Turismo Se destinarán 658.335 euros en el desarrollo de un sistema de información turística digital.

Otro de los servicios que Sagulpa reforzará en 2022 será el de la aplicación LPA Park. La compañía municipal no solo permitirá el pago con móvil de los estacionamientos de rotación, abonos mensuales y bonos vigentes en todos los aparcamientos de gestión directa -2.172 plazas en siete aparcamientos- y zona azul y verde, sino también el servicio de grúa. « Se integrará en la aplicación LPA Park la posibilidad realizar el abono de la tasa por prestación del servicio de grúas y estancia en los depósitos municipales, antes de la retirada del vehículo», se especifica.

Las tarifas vigentes por el servicio de retirada de vehículos de la vía pública no han variado desde 2012. Se paga 95,5 euros por la prestación del servicio de grúa y 2,05 euros diarios por la estancia en el depósito municipal, en el caso de turismos, y de un euro para motos, quads y bicicletas.

Respecto a la zona azul, perderá unas seiscientas plazas por las obras de la MetroGuagua y la gran vía peatonal, si bien se espera poder compensarlas en otros puntos de la ciudad, de modo que la oferta total permanezca invariable en torno a las 3.388. En cuanto a la zona verde, seguirá operativa un total de 2.335 plazas. Sí se reducirán los parquímetros de la zona azul (-60).