Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 13 de junio
Un gran charco impidea una mujer entrar en la urbanización Reina Mercedes. C7
Las Palmas de Gran Canaria se blinda ante las barranqueras: 18 zonas a revisión

Las Palmas de Gran Canaria se blinda ante las barranqueras: 18 zonas a revisión

El Plan del Ciclo Integral del Agua apunta la necesidad de crear imbornales que asuman las lluvias y eviten escorrentías descontroladas

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 26 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Plan del Ciclo Integral del Agua de Las Palmas de Gran Canaria (2024-2033), que fue aprobado por el Pleno del Ayuntamiento el viernes pasado, detecta que hay dieciocho zonas en las que la falta de elementos de captación del agua de la lluvia y de la escorrentía consiguiente provoca inundaciones en otros lugares de la ciudad.

Para evitar que el agua discurra sin control y evitar los potenciales daños que las barranqueras pueda generar, por no contar los efectos medioambientales derivados de la contaminación por el arrastre de las primeras lluvias intensas, el documento plantea una inversión de 146.394 euros con la que construir una red de absorción. Se trataría de «mejorar la captación de escorrentía de aquellas zonas del municipio más susceptibles de inundación por la insuficiencia de capacidad de los elementos de evacuación del agua de escorrentía acumulada».

«En la ciudad de las Palmas existen diversas zonas que presentan una deficiencia de elementos de captación de escorrentía superficial (imbornales, rejillas o rejillas continuas, cunetas, etcétera), lo que provoca que este caudal de escorrentía que debería ser incorporado a la red discurra de manera superficial, con los inconvenientes esto supone», detalla el documento.

«Además, este caudal que discurre superficialmente y, por tanto, acumula la contaminación urbana, termina en la mayoría de los casos en los cauces naturales del terreno (barrancos o la propia costa), sin ningún tipo de tratamiento, contaminando así el medio receptor con la contaminación urbana», añade el equipo redactor del diagnóstico, que forman el jefe de servicio de la Unidad Técnica del Agua del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Emalsa y tres ingenieros externos.

Las dieciocho zonas con déficit de elementos de captación de Las Palmas de Gran Canaria son las siguientes: la confluencia de la Avenida de Escaleritas con paseo Chil; la calle Lugarejo en el borde del barranco Guiniguada; la carretera general de San Lorenzo con la calle Trece de Septiembre, en la entrada del pueblo; la carretera de Almatriche y la calle Hubara; la plaza del Ingeniero Manuel Becerra; la calle Los Lagares, en Tafira Alta; la calle Domingo de Ramos, en el barrio de Lomo Los Frailes; la rotonda de Fernando Giménez Navarro, conocida como la de La Ballena; la confluencia de las calles Archivero Blanco Montesdeoca y Profesor Reina, en la zona de la urbanización Reina Mercedes; la calle Doctor Antonio Jorge Aguiar, junto a la plaza de los patos, en La Isleta; la carretera de Mata con la calle Bravo Murillo; la unión del Paseo de Tomás de Morales y la calle Pamochamoso; la conexión de la calle Pedro Hidalgo con Miguel Gil; la confluencia del Paseo de Chil con la avenida Juan XXIII; el encuentro de la avenida José Mesa y López y la calle León y Castillo; la confluencia del Paseo de Chil con la calle Funchal; la calle Gustavo J. Navarro Nieto, entre Escaleritas y el parque de La Ballena; y, por último, el Paseo de Las Canteras.

El plan remite a un estudio detallado de cada zona para decidir qué tipo de elementos se habilita para solventar este problema. En todo caso, sí se aconseja que la implantación de todos los elementos de captación de las escorrentías se haga de modo que se priorice las principales zonas inundables.

En este diagnóstico, los redactores del plan detectan una veintena de lugares en los que se producen, de forma recurrente, inundaciones. Así, en la cuenca de Tenoya se hace referencia a la calle Mar Bonita, en Costa Ayala, y la zona de Casa Ayala, si bien no se cita aquí la calle Barranco de Tasarte; en la desembocadura de la cuenca de Tamaraceite, la zona de la rotonda del Aviador, junto al aparcamiento intermodal del Rincón; en la cuenca de La Ballena se incluyen Reina Mercedes, la calle Obispo Serra Sucarrats (Escaleritas), el paso inferior del Pilar, la plaza de América, el entorno de la calle El Cid y la plaza de España, la zona de la calle Almansa hacia la playa de Las Canteras, y La Cícer, cuando rebosa el depósito de tormentas; la rotonda de Belén María; la entrada de los túneles de Julio Luengo; en las cuencas de Ciudad Alta se generan las escorrentías que inundan Primero de Mayo, los pasos inferiores de Mata y Muelle Las Palmas, Paseo de Chil con Párroco Villar Reina, Sor Simona con el Barranquillo de Don Zoilo, la iglesia coreana con Paseo de Chil, Schamann y la conexión del Paseo de Chil con Ciudad Jardín; también hay problemas de inundaciones en El Batán, Blas Cabrera Felipe y la desembocadura del barranco de Salto del Negro.

Aparte de las mejoras de captación, la lucha contra la escorrentía contará con la colaboración de unos depósitos que se conocen como tanques de tormenta, que retienen las escorrentías y reducen los vertidos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios