Los usuarios no tienen baños y piden usar los de la terraza La Alemana hasta que se les dote de ellos. / cober

Los usuarios de la zona de juegos de mesa de Santa Catalina reclaman unos baños públicos

«Necesitamos esto lo mismo que el comer, porque limpia la mente», apuntan quienes reclaman un servicio que creen esencial para un colectivo que tiene esta actividad como «una terapia». Además, demandan limpieza

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

La zona de juegos de mesa de Santa Catalina es para sus usuarios «una terapia». Así al menos lo reconoce Juan Melián, presidente de la Asociación Dobaje Amigos del Parque de Santa Catalina, que aglutina a casi 200 socios que acuden a este espacio para disputar sus partidas de dominó, ajedrez o baraja, pero también para encontrarse y compartir con otras personas que disfrutan de su periodo de jubilación «después de haber trabajado toda la vida».

El portavoz de este colectivo dice que las personas que como él acuden cada día a un lugar que se ha convertido en «un atractivo» más de la ciudad, pues «vienen muchos turistas y nos conocen en todo el mundo ya que esto lleva más de 50 años», necesitan esta actividad «como el comer, porque limpiamos la mente».

Melián asegura que esta actividad «es muy buena» para este sector de la población que, insiste, «ha trabajado toda la vida», de ahí que reivindique que «los jubilados tenemos derecho». Y se pone a sí mismo como ejemplo, pues «cuando vengo por la tarde, la mala leche que tengo arriba, se me va», dice con una sonrisa.

Los usuarios critican que se amplíe la comisaría y piden poder ir al baño sin tener que pagar. / Cober

Pero el portavoz de Dobaje lamenta que los usuarios sigan sin contar con un servicio esencial: «unos baños públicos» que llevan muchos años reclamando. Explica que «cuando estaba el PP hizo unos baños» junto a las dependencias de la Policía Local.

Pero «cuando estaban ya terminados, el comité de la Policía Local protestó y habló con el alcalde Augusto Hidalgo, que es el culpable de que nunca se abrieran». Pues «en lugar de abrirse para el público se abrieron para adentro, para la comisaría».

Cuestión de edad

Melián recuerda que los usuarios de la zona de juegos de mesa tienen unas necesidades específicas por su edad. «Yo mismo vengo y tengo que ir al baño dos o tres veces», expone. Añade que algunos locales les dejan pasar, pero entiende que ellos tienen los aseos para su clientela.

De ahí que critique que en estos momentos se esté acometiendo una actuación de acondicionamiento y mejora de las dependencias de la Policía Local en Santa Catalina por valor de 470.759 euros, «que no hace falta», mientras ellos siguen reclamando «poder ir al baño sin tener que pagar», dice en alusión al único servicio publico disponible en el entorno.

Señala que el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, «nos ha engañado», pues dice que les prometió que haría unos baños junto a la oficina comercial de Guaguas Municipales, «aprovechando la obras de la MetroGuagua».

Más limpieza

«Nosotros pagamos nuestros impuestos», apunta quien además reclama al concejal del distrito, Luis Zamorano, más limpieza, porque «hace dos años que no viene una cuba», y «que se fumigue, porque hay pulgas».

Melián propone como solución mientras se les dota de los baños que demandan, usar los de cercana terraza La Alemana, «que lleva dos años cerrada y es del Ayuntamiento».