Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de abril
Imagen del derribo de la vivienda en la calle La Naval. COBER SERVICIOS AUDIOVISUALES

Manuel Becerra crecerá hasta 16 alturas con la renovación urbanística de su entorno

Urbanismo desconoce el número exacto de edificaciones a levantar pues asegura que la promotora aún no ha presentado el proyecto ni ha solicitando licencia

Rebeca Díaz

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 27 de enero 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La regeneración urbanística del entorno de la plaza de Manuel Becerra, en La Isleta, prevista en el Plan General de Ordenación (PGO) de Las Palmas de Gran Canaria ha arrancado esta semana con el derribo, en el número 221 de la calle de La Naval, de la primera de las viviendas que van a dar paso a la creación de un nuevo frente en esta parte degradada del barrio portuario.

La intervención, contemplada en la Unidad de Actuación de Manuel Becerra (UA01.3 ) del planeamiento, afecta a la manzana que conforman las calles La Naval, Atindana, Anzofé y Benartemi y pretende «establecer una nueva fachada a la plaza de Manuel Becerra, reajustando la alineación de la calle Anzofé, haciéndola coincidir con la de la calle Padre Palotinos».

Además, en el PGO se define que en el referido frente, las nuevas edificaciones a acometer contarán «con nueve plantas en el extremo de la calle Benartemi y dieciséis plantas hacia la nueva rambla», esta última corresponde a la parcela que deja la primera casa demolida.

El ordenamiento también recoge que «el frente de la calle Andamana se renueva con la incorporación de un edificio de seis plantas».

cober

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento capitalino, Javier Doreste asegura que «16 plantas es lo máximo que permite la ficha» del PGO. Pero aclara que «hablamos de parcelas, no de edificios», por lo que no descarta que se levante más de un inmueble de estas características ya que es la promotora la que decide «cómo distribuye el espacio».

Apunta, asimismo, que no conoce en la actualidad el número exacto de edificios que albergará la zona pues la impulsora del proyecto solo cuenta con licencia de demolición. «No lo sabremos hasta que presente la solicitud de licencia, que no ha pedido hasta la fecha, y el proyecto», explica.

Doreste añade que algo similar ocurre con la parcela situada en el extremo de la calle Benartemi, en la que se pueden levantar hasta nueve alturas. Mientras que en la parcela de la esquina de Anzofé con Andamana y en la ubicada en la propia Andamana, que constituyen «tres piezas cuadrangulares» residenciales, el límite es seis plantas por edificación.

cober

Además, señala que recoge un «espacio libre» hacia Anzofé desde Manuel Becerra, que conectarán «con una vía peatonal».

En relación al edificio Racsa, Doreste recuerda que «es privado» y que está regulado en la UA01.2, que prevé dos parcelas en las que se permiten «edificios de cinco y siete plantas», además de espacios libres que «conectarán la rambla desde Manuel Becerra hasta Andamana».

Respecto a Porto Pí (UA01.1), dice que se contempla el traslado del campo en la misma parcela y la edificación de inmuebles de «cinco, seis y siete» alturas.

Doreste aclara que toda esta operación «es privada» y que «el Ayuntamiento no ha expropiado nada, solo ha ordenado».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios