Los vecinos critican que se hayan quitado las pocas plazas libres que había para poner un parada de taxi. / C7

León y Castillo pide alternativas a las plazas de aparcamiento que quitó la MetroGuagua

Vecinos de la zona critican que se mantengan los reservados de Policía, colegios y otras entidades y no se compensen las «130 plazas» eliminadas

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

Vecinos de la calle León y Castillo critican que el Ayuntamiento capitalino no les haya proporcionado alternativas a las «casi 130 plazas de zona azul y aparcamiento libre» que calculan se eliminaron con los trabajos desarrollados en el entorno de Luis Doreste Silva y el Paseo de Madrid, correspondientes al proyecto de la MetroGuagua.

Esta actuación para implantar el nuevo sistema de transporte colectivo de alta capacidad implicó el cambio de sentido en el Paseo Madrid, en el tramo comprendido entre las calles Luis Doreste Silva y León y Castillo, y la ampliación de aceras, entre otras actuaciones.

Los residentes se quejan de que se eliminaron plazas de aparcamiento regulado pero también las pocas de uso libre que había en una zona en la que, recuerdan, «hay edificios viejos que no tienen garaje».

Ademas, no entienden que los únicos perjudicados con esta reordenación del entorno hayan sido los vecinos. Así, señalan que «la Policía Nacional sigue teniendo una zona exclusiva, que los agentes usan de modo particular por las tardes», cuando la Supercomisaría «tiene parquin». Y no entienden que se les dé como argumento «que se hace porque deben tener un perímetro de seguridad».

De igual modo, apuntan que « han dejando plazas al Hotel Occidental» y que «lo que quedaba de espacio libre, donde había unas 9 plazas de aparcamiento, lo han convertido en una parada de taxi». Una decisión que no comprenden porque «la parada por las tardes y los fines de semana no está ocupada pero nosotros no podemos usarla para aparcar».

Añaden que también al Colegio de Ingenieros «se le ha dado un reservado en una calle aledaña» y que «la Inspección de Trabajo, que antes tenía dos plazas reservadas, ahora tiene tres».

Los denunciantes añaden que «la Federación de Fútbol también tiene un reservado, además de un vado», y que Cruz Roja dispone igualmente de un espacio de aparcamiento exclusivo.

Los vecinos lamentan que el coste de la reducción de zonas de estacionamiento «no haya sido para todos», y recuerdan que ya en su día, «con la remodelación del Hotel Santa Catalina, se perdieron 30 plazas de aparcamiento libre» que había en la calle de acceso al establecimiento hotelero.

También inciden en el hecho de que en el entorno hay varios centros educativos con zonas de «Besa y Baja que son enormes que solo se utilizan en un momento determinado de la mañana y luego el resto de las horas no se puede aparcar en ellos».

Asimismo, cuestionan que el Ayuntamiento no les haya dado alternativas como zonas verde y dicen que «la más cercana» esta por las Oficinas Municipales, «y nos queda lejos».

Por último, reclaman una respuesta su queja de que se hayan concentrado todos los contenedores de basura de vecinos y empresas de la zona en un mismo punto, delante de edificios que «están protegidos». Algo sobre lo que, aseguran, desde el Consistorio les han dicho «que lo van a estudiar».