Carlos Navarro 'el Yoyas' durante el juicio en el que declaró por videoconferencia. / ARCADIO SUÁREZ

La jueza niega al 'Yoyas' sustituir la cárcel por trabajos para la comunidad

Fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión por maltratar a su ex y a sus hijos. Pretendía cumplir 189 días de empleo de carácter social

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

El Juzgado de lo Penal número 5 de Las Palmas de Gran Canaria ha rechazado la petición planteada por la defensa del televisivo Carlos Navarro, alias 'el Yoyas', de sustituir la condena que le impusieron de cinco años y ocho meses de cárcel por 189 días de trabajos en beneficio de la comunidad. Una sentencia firme como autor de siete delitos por haber maltratado de forma continuada a su exmujer Fayna Bethencourt y a sus hijos. También ejerció violencia sobre la actual pareja de la grancanaria, que saltó a la fama tras participar junto al 'Yoyas' en el programa Gran Hermano.

Este órgano judicial inició la vía de la ejecutoria después de que el Supremo no admitiera a trámite el recurso de casación presentado por el letrado del 'Yoyas'. De esta forma, el fallo dictado en primera instancia por Penal 5 y que fue confirmado en apelación por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas adquirió firmeza.

La representación legal de Carlos Navarro 'el Yoyas' había solicitado al órgano sentenciador tanto la suspensión de la pena privativa de libertad como la sustitución de la misma, en ambos casos, por 189 días de trabajos en beneficio de la comunidad.

Vídeo.

La magistrada titular del Juzgado de lo Penal número 5 de Las Palmas de Gran Canaria, se opuso a ambas cuestiones, después de que tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular informaran en contra de esta 'medida de gracia'.

Por una parte, determinó que no cabía la suspensión de la pena de prisiónal entender que el tipo de delitos que cometió 'el Yoyas' y la gravedad de los hechos probados eran de una entidad bastante importante, además de que la condena sumaba más de dos años entre rejas. También expuso argumentos idénticos para desestimar la sustitución de la privación de la libertad de Navarro por trabajos de carácter social, por lo que su abogado recurrió el auto a la Audiencia Provincial. De nuevo, tanto la Fiscalía como la acusación particular informaron en contra de que 'el Yoyas' eludiera la cárcel en sendos escritos.

En este procedimiento, hay que destacar dos aspectos. El primero de ellos es que Carlos Navarro 'el Yoyas' ya ha abonado de forma íntegra las cantidades correspondientes a la responsabilidad civil, es decir, indemnizó a su exmujer con 8.000 euros y a sus dos hijos con 4.000 por los daños causados.

Por otro lado, mientras que la vía penal ya está en la fase final de ejecución de la sentencia, la civil se encuentra aún en tramitación ya que todavía no han dado plazo a las partes para presentar las pertinentes alegaciones.

La condena

Hay que recordar que 'el Yoyas' fue penado como autor de un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar a dos años de cárcel, cuatro años de alejamiento e incomunicación con su ex y sus hijos y otros cuatro de privación de la patria potestad; cuatro delitos de lesiones en el ámbito familiar, por cada uno de los cuales se le impusieron 11 meses de cárcel y dos años de alejamiento de su exmujer; un delito leve de amenazas sobre la nueva pareja de su ex, por el que fue condenado a pagar 540 euros y se le impuso la prohibición de acercarse a él durante seis meses. Finalmente, fue penado por vejaciones a su ex con una multa de 360 euros y tres meses sin acercarse ni comunicarse con ella.

La fiscal Cristina Coterón. / aRCADIO SUÁREZ

«¿Te rompo el brazo o una costilla?», amenazó a su esposa delante de sus dos hijos menores de edad

Carlos Navarro 'el Yoyas' cometió los delitos, principalmente, sobre su ya exesposa Fayna Bethencourt, a la que conoció en Gran Hermano en 2001 y con la que tuvo dos hijos.

Desde el inicio de la convivencia instauró una relación en la que tenía un control absoluto de la economía doméstica y limitaba la autonomía de la grancanaria, a la que daba un trato degradante con acciones como retorcerle la mano o darle un pisotón cuando quería que se callara.

Con el tiempo, el comportamiento del 'Yoyas' fue más violento, hostil y humillante hacia ella y se incrementó a partir del nacimiento de sus hijos. De esta forma, el acusado en presencia de los mismos la agredió en múltiples ocasiones, cogiéndola del cuello hasta elevarla del suelo, dándole patadas, puñetazos, amenazándola e insultándola con frecuencia diciéndole frases como «eres una hija de puta», «una subnormal» o llamándola «golfa».

'El Yoyas' generó en el domicilio un «clima de terror» que afectó a los menores.

En 2013, teniendo su hijo tres años y delante suya, 'el Yoyas' agredió a Fayna dándole puñetazos, la arrastró hasta el dormitorio donde siguió golpeándola en piernas y brazos y mientras le decía ¿qué quieres que te rompa, el brazo o una costilla?». En otra ocasión, también la agarró por el cuello y la lanzó contra el suelo.

Tiempo después, le lanzó un vaso a la grancanaria que cayó al suelo y se rompió y, tras esto, 'el Yoyas' la zarandeó y la empujó haciéndola caer encima de los trozos de cristal, que se le clavaron en sus manos hiriéndola.

En 2017, la joven se separó y se mudó a Gran Canaria, pero 'el Yoyas' continuó insultándola.

Finalmente, el 11 de enero de 2018 Fayna tuvo tal ataque de ansiedad tras una llamada del 'Yoyas' en la que le dijo que estaba en la isla sin previo aviso y la volvió a amenazar, que presentó una segunda denuncia en la que narró la situación vivida desde el inicio de su relación y que desembocó en este procedimiento judicial que está a punto de culminar por la vía penal.