Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de abril
Presentación del libro de Israel Reyes. C7

Una historia eterna de 25 años 

carnaval 2023 ·

El director artístico del carnaval, Israel Reyes, presenta un libro sobre el nacimiento y evolución de la gala drag desde 1998 

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 17 de febrero 2023, 13:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Dice el libro que se acaba de presentar que «hay muchas formas de narrar la historia». Pero todo se reduce a números: los 45 kilómetros que separan al parque de Santa Catalina y el Yumbo, de donde se trajo la idea; las cinco personas que se subieron a aquel estrecho Volvo para conocer el Traveskarnatival de Maspalomas y adaptarlo a la capital; los casi 3.000 kilómetros que recorrieron los personajes de la película 'Priscila, Reina del Desierto', y cuya importancia es fundamental como inspiradora de esta historia.

Sumando todo esto, se obtiene otro número, el 25, que son los años que tiene la gala drag queen de Las Palmas de Gran Canaria y que ahora se condensa en un libro, 'El Arte a 25 Centímetros del Suelo', que ha escrito el director del carnaval, Israel Reyes. Por cierto, unas cifras más: el libro tiene 123 páginas que engloban a los 87 drags que han participado, los 300 bailarines que los acompañaron en los 390 números y las 280 actuaciones añadidas de los que no llegaron a ser finalistas.

La historia despeja cualquier duda sobre el origen de la fiesta. El propio Reyes, en compañía del entonces director, Anatol Yanowsky; el director técnico, Hamid Blell; el gerente, Paco Medina; y el responsable de los grupos, Pepa Aguilar, se montaron en aquel coche para aceptar la invitación de Tita Suárez, una mujer trans que había adquirido un gran protagonismo en el carnaval desde 1976, cuando empezó a bullir en La Isleta. 

Suárez proponía trasladar a Las Palmas de Gran Canaria la Traveskarnatival que se celebraba desde 1989 en el sur. Era una gala de transformistas con arraigo en el entorno de la Playa del Inglés. Yanowsky se divirtió con un espectáculo transgresor, pero «era un concurso de disfraces», como explicó el autor. Y no lo veía en la ciudad.

Primer impacto de la estética drag

El entonces director artístico de la fiesta recuerda aquel viaje en coche. «Fuimos a ver qué era aquello y yo estaba bastante sorprendido porque eran como reinonas», evoca, «a mí no me parecía que el transformismo tuviera trascendencia para el carnaval o que fuera un elemento diferenciador, pero sí se me quedó grabada la película de Priscila».

De hecho, los pocos drags que había en aquel momento llamaron su atención. «Los drags de aquí no tenían nada que ver con aquello que yo conocía, por la película y por Ru Paul», explicó, «no tenía nada que ver con la estética extraordinaria de nuestros chicos, de alguna forma, de aquí se ha transportado esta estética a otros lugares».

De vuelta, Israel Reyes preguntó a Yanowsky si había visto la película de Priscila. Y ahí se encendió la luz. «Ese puede ser el camino, una estética más rompedora, no solo hacer un desfile de trajes llamativos», le responde. Acto seguido, Israel Reyes propone hacer playback y una coreografía. Y ahí se plantó la semilla que surgió en 1998 con una fuerza que nadie pudo prever. 

Se hizo un jueves, por si nos cargamos el carnaval

El 19 de febrero de 1998 fue el día elegido. Era un jueves, «por si acaso nos cargamos el carnaval». Había miedo porque nadie sabía cómo iba a reaccionar la ciudad, máxime cuando estaba tan presente el desastre de 1994 en Las Canteras. «Quienes salieron a poner las bandas fueron Paco Medina y Carmen Robles, coreógrafa, porque los responsables políticos estaban asustados», recuerda el autor del libro. 

Pero antes de la gala, a las cinco de la tarde, ya había una fila de personas que daba la vuelta al edificio de Correos. Y cuando arrancó el espectáculo se produjo una respuesta popular que sigue igual, año tras año. «No nos esperábamos esto», recordó Yanowsky, «después de 25 años, para mí la gala drag es el elemento esencial del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria».

Desde entonces, la fiesta se fue afianzando hasta convertirse en el sello indudable del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria y su elemento de mayor proyección. El talento de los 89 drags participantes desde entonces se ha mantenido inalterado, pero la gala no ha parado de evolucionar. «Pasamos de algo underground en aquel Yumbo a que hoy hagan televisión y giras por España», resumió, «sin ese talento creativo, sin esa valentía, no existiría esta gala». 

Imagen de algunos de los protagonistas del libro.
Imagen de algunos de los protagonistas del libro. C7

Eso no significa, ni mucho menos, que fuera sencillo. Blell recuerda que una vez hubo que parar el ensayo general de una gala porque «se produjo una llamada telefónica censurando el nombre de uno de los drags». Al final se pactó con el aspirante.

Roberto Herrera, el presentador que más veces ha conducido la gala, también explica las dificultades que hubo para que alguien aceptase presentar el acto. «Había muchos presentadores famosos, pero todos dijeron que no», detalló, «fue una bendición para mí porque si no, yo no hubiese tenido la oportunidad de presentar en quince ocasiones esta bendita gala drag».

También rememoró la tercera gala, en la que actuaba Grace Jones, cuando la cantante americana se negó a salir al escenario hasta que no se acabara la retransmisión televisiva nacional. «Decía que las cámaras le iban a pillar que le faltaba un diente», añadió Israel Reyes. Y solo saltó al escenario cuando vio que salían los títulos de crédito que ponían fin al programa televisivo.

Respeto a la diversidad

La concejala de Carnaval, Inmaculada Medina, también resaltó la importancia de la gala drag para apuntalar valores ya instalados en la sociedad isleña como el respeto a la diversidad.

El libro, que puede ser adquirido en la librería Ágape, repasa con ilustraciones el papel de los ganadores de cada edición. Para ello, se ha contado también con el trabajo del ilustrador digital Adri Piñata y los diseñadores Texiade Santana y Reinaldo Sosa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios