Un usuario de Guaguas Municipales abona su viaje con un billete en el primer día de aceptación de este método de pago. / ARCADIO SUÁREZ

Guaguas podía haber recuperado el pago en efectivo sin esperar por la decisión del Cabildo

Un informe jurídico determina que la Autoridad Única del Transporte no podía prohibir el uso del dinero a los usuarios

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El informe jurídico encargado por Guaguas Municipales, a propuestas del concejal del Partido Popular Ángel Sabroso, para estudiar la posibilidad de recuperar el pago en efectivo y escapar de la limitación impuesta por la Autoridad Única del Transporte certifica que la compañía municipal podía haber admitido el uso de monedas y billetes para acceder a las guaguas sin esperar por el permiso del consejero insular de Transportes, Miguel Ángel Pérez. El análisis, que se conoce después de que se recuperara esta forma de pago, determina que el Cabildo no podía prohibir el abono con dinero en las circunstancias en que se produjeron las restricciones por el covid.

El método de pago en efectivo fue suspendido por la compañía Guaguas Municipales el 18 de marzo, después de que la Autoridad Única del Transporte de Gran Canaria lo prohibiera «en pro de garantizar y minimizar la transmisión del virus». La orden insular se emitió al amparo del decreto del estado de alarma, que obligaba a reducir al 50% las operaciones de los servicios regulares de transporte por carretera, que sin embargo no imponía restricciones a ningún método de pago en el acceso a las guaguas.

Los expertos del despacho Montero-Aramburu apuntan a este hecho como un motivo para desterrar la prohibición del pago en efectivo en Guaguas Municipales. «Dicho precepto se refiere a la reducción de oferta total de operaciones, sin incluir referencia alguna a los medios de pago a utilizar en los transportes públicos, lo cual nos hace cuestionar la invocación de este precepto como fundamento de la decisión adoptada», recogen.

Unos usuarios suben a la guagua. / ARcadio suárez

Pero es que además se considera que la Autoridad Única del Transporte no tiene competencias para hacerlo. En su opinión, tal limitación debía partir o bien del Estado -algo que no hizo nunca el Ministerio de Transporte-, o bien del Gobierno de Canarias, una vez que en octubre se transfirió a las comunidades autónomas la condición de autoridad competente en la gestión del segundo estado de alarma.

Sin embargo, lo único que consta desde las autoridades nacionales fue una recomendación de la utilización del pago con tarjeta -que no se puede hacer en Guaguas Municipales porque las canceladoras no están preparadas- o de otros medios sin contacto.

El dato

  • 1,12%. La reactivación del pago en efectivo el pasado 1 de junio tuvo una acogida tímida durante el primer día de vigencia tras la pandemia. En esa jornada apenas se pagaron un 1,12% de todos los viajes. La cifra está lejos todavía del nivel normal, que es del 14%.

Por si fuera poco, los analistas entienden que el vicepresidente tampoco podía dictar la medida, en el caso de que pudiera ser adoptada, porque es una competencia de la junta de gobierno.

El informe concluye que «la medida adoptada por la Autoridad Única con carácter imperativo, y no como merca recomendación, en cuanto supuso limitación y afección directa en los derechos de los usuarios, al impedirles el acceso al servicio público de transporte si no disponían de otro medio de pago que fuese en efectivo, no contó con una cobertura jurídica expresa e indubitada, por más que la excepcionalidad propia del estado de alarma y de la crisis sanitaria la hiciera aparecer como una medida idónea en la contención del virus».

Vulneración de derechos

La nota jurídica presta atención al hecho de que se ha limitado el derecho «a utilizar los medios de pago previstos legalmente», contemplado en la norma comunitaria. Los asesores hacen referencia aquí a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea, de 25 de enero de 2021, que admitía la limitación a este principio «por razones de interés público, proporcionadas y que no supongan limitar el pago a personas con dificultades de acceso a otros medios». Sin embargo, en este caso la decisión de la Autoridad Única es, a juicio de estos abogados, no se acomoda a los requisitos de la Gran Sala.

También señalan el ejemplo de otras ciudades, que no recomendaban el pago en efectivo pero que tampoco lo prohibieron, como es el caso de sevilla o Madrid.

La compañía adapta su oferta al nuevo horario de verano

Guaguas Municipales ha ajustado los horarios de la temporada de verano en diez de sus líneas regulares (1, 2, 11, 17, 21, 24, 25, 26, 33 y 48) al objeto de adaptar la oferta del servicio a la demanda de viajeros por la llegada de las vacaciones y la finalización del periodo lectivo en los centros educativos del municipio.

La modificación de horarios, hasta el 5 de septiembre, en las líneas 1, 2, 11, 17, 21, 24, 25, 26, 33 y 48 implica cambios principalmente en jornadas laborables. El horario de verano en fines de semana y festivos se mantiene sin alteraciones, con la única excepción de la línea 1. Esta línea pasará a tener una frecuencia media a lo largo de la jornada de 14 minutos. Las primeras (05.30 horas) y últimas salidas (22.30 desde el Teatro y 23.00 desde el Puerto) se mantienen.

La 2 tendrá una frecuencia de paso de trece minutos, al tiempo que la 11 se quedará en dieciocho minutos. La 17 pasará cada 11 minutos y la 21 y la 24, cada dieciocho minutos.

En cambio, la 25 tendrá una frecuencia de veinticinco minutos; la 33 en trece minutos y la 48 mantiene sus dos servicios.

A partir del 2 de agosto, la 25 no entrará en el campus de Tafira y operará entre la terminal del Guiniguada y el auditorio.

La 26 sí circulará por el campus, con una frecuencia de veinticuatro minutos.

También llegará al campus universitario la línea 48, que tendrá su primera salida a las 07.25 horas. La última salida desde la cabecera de Escaleritas tendrá lugar a las 21.10 horas y desde el Campus, a las 21.55 horas.