Prácticas de tiro de la Policía Local en Las Majadillas en 2011. / C7

Galería de tiro para la Policía Local «en este mandato»

La oposición denuncia las carencias de los agentes, desde la falta de coches hasta los problemas de comunicación del centro de emergencias

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El concejal de Seguridad, Josué Íñiguez, reafirmó el interés del Ayuntamiento en construir una galería de tiro para la Policía Local. Con ello se quiere poner fin a los problemas que ha habido para que los agentes desarrollen las dos prácticas con armas de fuego anuales que exige la normativa. «Aspiro a que la galería de tiro se haga en este mandato», expuso, si bien el centro de formación de tiro que se quiere hacer -y que amplía las características de una galería- podría tener que esperar hasta el mandato siguiente para estar completamente operativo.

El edil hizo el anuncio durante el debate de una moción presentada por el PP en la que su viceportavoz, Ángel Sabroso, expuso la necesidad de buscar una solución definitiva a este asunto. El edil advirtió del «gravísimo problema» que existe en el área de Contratación, donde están atascados los expedientes de compra de vehículos de la Policía Local, del vestuario, del sistema de comunicaciones y control del centro de emergencias municipal (Cemelpa). Quería hacer ver que las previsiones de construcción de una galería de tiro en apenas año y medio son poco realistas.

Así, mientras se impulsa la construcción de estas instalaciones en la zona del Manuel Lois, Sabroso planteó la posibilidad de que los agentes volvieran a la galería de Las Majadillas, que cerró las puertas a las prácticas policiales en 2018 por el impago de las facturas por parte del Consistorio capitalino.

Al respecto, el concejal de Seguridad respondió que no se podía volver a estas instalaciones porque había informes negativos tanto de los servicios municipales como de la Guardia Civil.

Carencias

Durante la discusión sobre la moción, los grupos de la oposición recordaron las carencias que han sido denunciadas por los agentes de la Policía Local y que han llevado a los sindicatos a la presentación de un conflicto colectivo. En este sentido, Ángel Sabroso aseveró que «no puede pasar que se venza el contrato de renting y que no se pueda patrullar en los coches; ni que se haga un reparto de agentes en furgonetas; o que durante más de un año, en el Cemelpa solo se pudiera atender una llamada; ni que la dotación de vestuario llegue tarde». En su opinión, «la prioridad no pueden ser los segways, los drones o las videocámaras, cuando no se puede ver ninguna de las pantallas de la comisaría de Santa Catalina».

Íñiguez le contestó señalando el esfuerzo hecho en cuanto a incorporación de personal o a reforma de instalaciones. Y anunció la incorporación de cincuenta vehículos nuevos.

La edila no adscrita Carmen Guerra dijo que la situación en la Policía es de un «atasco total en todos los aspectos».

Por su lado, el edil no adscrito José Guerra pidió que se dignificara las condiciones de trabajo de los agentes de la Policía Local. «Hay que hacerlo ya», expuso el concejal.