En la imagen, el rapero grancanario Francisco Manuel González, que se hace conocer como Frankie Gee. / C7

Frankie Gee acumula tres condenas por violencia de género con insultos racistas sobre su expareja

Ha estado dos veces bajo arresto domiciliario y en una ocasión colgó una imagen en sus redes de Tarzán junto a la mona Chita en referencia a su ex, que era de color

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

El rapero grancanario Francisco Manuel González, alias Frankie Gee, y que ha sido acusado por la Fiscalía Provincial de Las Palmas por suscitar odio y violencia contra los magrebíes, acumula hasta tres condenas por delitos de violencia de género cometidos contra su expareja -dos de ellas con sentencia firme-, a la que insultó incluso con expresiones de índole racista. Además, está pendiente de ser juzgado tras la interposición de otra nueva denuncia por haber presuntamente quebrantado una prohibición de comunicación con la víctima.

La primera de las sentencias condenatorias por violencia de género se dictó hace ocho años cuando la víctima -que era su pareja sentimental- tenía 17 y él 36 años. Según la parte denunciante, el rapero fue penado al pago de una multa, fue sometido a un arresto domiciliario y se le impuso una orden de alejamiento y la prohibición de comunicación con respecto a ella por haberla agredido en, al menos, dos ocasiones, una de ellas en el barrio de Madera y Corcho donde éste regentaba una peluquería.

La segunda de las sentencias condenatorias la dictó el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria el 17 de septiembre de 2020. En esa ocasión, Frankie Gee reconoció haber sido el autor de los hechos denunciados por su expareja, que alegó que le había enviado numerosos mensajes por la aplicación Messenger el 28 de julio de 2020. En los mismos, la insultaba utilizando expresiones tales como «guarra», «gilipollas» y «foros de putas». Se conformó con la pena de 15 días de arresto domiciliario y seis meses de alejamiento a 500 metros de la víctima, con la prohibición de comunicación de forma directa o indirecta por el mismo tiempo.

Pero a pesar del fallo judicial firme impuesto al rapero de La Isleta, volvió a ser denunciado por su expareja el 13 de octubre de 2020. Según determina la sentencia dictada el 8 de marzo de 2021, Francisco Manuel González, alias Frankie Gee, desoyó la orden de prohibición de comunicación con la víctima de forma directa o indirecta y, entre el 17 de septiembre y el 13 de octubre, utilizó sus redes sociales «públicas» para propinar insultos, algunos de ellos de índole racista ya que esta mujer es de color.

El fallo -que fue recurrido en apelación por la defensa del cantante- narra que quedó probado cómo Frankie Gee subió a su perfil de 'Tik Tok' un vídeo diciendo «un minuto de silencio por las exnovias que carecen de cerebro y solo pueden dedicarse a hacer Tik Tok con las tetas fuera». Otro día y según la magistrada ponente Pilar Parejo Pablos, la víctima subió una foto con su actual pareja en el Pico de Las Nieves y el condenado, colgó en sus redes sociales una fotografía en la que aparecía Tarzán junto a la mona Chita refiriéndose al color de la piel de su expareja.

Por último, Frankie Gee subió también a su perfil público de 'Tik Tok' mientras cumplía la condena de arresto domiciliario, otro vídeo en el que exclamaba que «las horas de libertad que le quitaron fueron por culpa de una bruja malvada». El rapero alegó en el juicio que sus redes sociales eran «públicas», lo cual para la magistrada agravaba «la injuria y vejación que estaba sometiendo a su pareja».

Por estos hechos, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria condenó al rapero de La Isleta al pago de una multa de 600 euros, la prohibición de acercarse a menos de 500 metros con respecto a la expareja y comunicarse con ella de cualquier forma durante seis meses y el pago de las costas, todo ello por un delito leve de injurias y vejaciones.

Todas estas condenas -excepto la última- son firmes, un dato que tuvo en cuenta el fiscal en el último escrito de acusación formulado contra Frankie Gee por incitar al odio contra los magrebíes, detallando que contaba con «antecedentes penales por delitos leves», en contra de lo que ha manifestado el acusado en sus redes sociales y en una entrevista.

Más amenazas

A estas condenas hay que sumarle otra dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Arucas el 18 de agosto de 2021, cuando fue penado al pago de 150 euros y las costas procesales por haber amenazado a un conocido suyo. Según el fallo, le dijo por redes «te vas a llevar una, piérdete de esta isla porque te voy a matar», además de otros insultos que no pudieron acreditar que eran de su autoría.

La Fiscalía Provincial de Las Palmas ha pedido dos años y siete meses de cárcel y el pago de una multa de 4.500 euros para el rapero Francisco Manuel González, Frankie Gee. Además, interesa que se le inhabilite para profesión u oficio educativo durante seis años.

Hizo la canción 'Hija de p...' en «clara alusión» a su ex, según la denuncia

A pesar de las tres condenas por violencia de género que acumula Frankie Gee por hechos cometidos sobre su ex, la misma lo volvió a denunciar el 1 de marzo de este año tras la publicación por parte del rapero de una canción titulada 'Hija de p...' que entendía que la escribió refiriéndose a ella ya que daba datos concretos sobre su vida privada. Todo ello a pesar de que tiene en vigor una orden de comunicación directa o indirecta con ella.

La denunciante expuso en este procedimiento -que aún está pendiente de juicio- que Frankie Gee subió el vídeo musical de 'Hija de p...'. a las plataformas y redes sociales. Este tema, según la ex, el rapero hacía «referencia a la relación que mantuvo» con ella, «insultándola, vejándola gravemente, rehusando a nombrarla explícitamente, aunque haciendo mención nítidamente», a juicio de la denunciante, «a circunstancias vividas y características corporales de ésta que la señalan como inspiración para la letra de la canción». El vídeo, según el atestado, comienza indicando que está «basado en hechos reales», mostrando «los anillos de compromiso personalizados de ambos, con las inscripciones 'Star Wars', con los que juega y después tira», para acto seguido, «emplear insultos e improperios usados anteriormente para dirigirse» la que fue su pareja. Los insultos son tales como «niñata de mierda, hija de la grandísima puta, hija de perra, te zumbas cualquier cosa, morsa, foca, loca, sucia, asquerosa, te veo desmejorada, deja de comerte dulces, fulana barata traicionera, que engañabas como una rata, sucia cucaracha, tóxica, psicópata, diabólica», o que «tú puedes fornicar a todo el Instagram que yo no te necesito ni para follar, tóxica, psicópata, te puedes ir a cagar, venganza que se sirve en plato agridulce», entre otros.

Insiste la denunciante en que el rapero, supuestamente, hacía «referencia a «logotipos de Batman» en «clara alusión» a su brazo izquierdo y cuello que ella lleva tatuados con dicha simbología, para proseguir insultando con frases como «hija de puta».

También denuncia que el cantante dice la frase «me llaman de la policía, me dicen que me pase por la comisaría, yo pensé la bruja me denunciaría», siendo ella «la única que lo ha denunciado» y que también la alude cuando exclama «por mucho Securitas que vayas de fina, lo siento mi amor y estás despedida», algo a tener en cuenta ya que la profesión de la denunciante es la de vigilante de seguridad y trabaja en dicha empresa.