Israel Reyes, Inmaculada Medina y Sergio Macías durante la presentación del escenario del carnaval de 'La Tierra'. / C7

El escenario del carnaval capitalino 2022 se alía con el planeta en su apuesta más tecnológica

La propuesta de Sergio Macías para la fiesta de 'La Tierra' encierra una crítica al problema del cambio climático con la tecnología como protagonista

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

Sergio Macías dio a conocer en la mañana de este viernes su propuesta de escenario para el carnaval de 'La Tierra', que se va a desarrollar del 11 de febrero al 6 de marzo de 2022, en un acto celebrado en el Hotel Santa Catalina en el que estuvo acompañado por la concejala del área, Inmaculada Medina, y el director artístico de la fiesta, Israel Reyes.

El interiorista, que repite experiencia como escenógrafo de la principal fiesta de Las Palmas de Gran Canaria tras su estreno en 2020, inició la presentación de su proyecto desvelando su «intención» de «generar un nuevo inicio en el mundo de la tecnologías», pues este diseño da « un paso más en el mundo de las pantallas led», que ocuparán 400 metros cuadrados en el recinto que acogerá las galas y concursos.

Además, esta idea que comenzará a materializarse en el parque de Santa Catalina tras las navidades, y que ganó la convocatoria a profesionales del interiorismo, arquitectura e ingeniería de diseño industrial impulsada por el Ayuntamiento en agosto, encierra una «crítica sobre lo que ocurre en el planeta», atendiendo a la alegoría de 'La Tierra' que marca la fiesta de 2022 y con el hilo argumental de que es el único planeta con carnaval.

Así, explicó que el escenario cuenta «con un núcleo central en el que homenajeamos a la Tierra como un recuerdo», ya que ante la pregunta de qué ocurrirá con ella en el futuro «nos podemos cuestionar si estará destruida, devastada, extinguida». Por eso aparece representada «un poco fosilizada, suspendida en el aire», junto con «un edificio arquitectónico que hace alusión a las grandes civilizaciones perdidas» y que permite «hacer un recorrido» por ellas y por «el planeta Tierra como un recuerdo».

Añadió que aparecen elementos arquitectónicos «de Egipto, Mesopotamia, Grecia», al tiempo que «hago un homenaje a la importancia que ha tenido la mujer en el nacimiento de estas civilizaciones», con dos cariátides «de unos 4 metros de altura» sobre las que se sostiene este elemento central del diseño.

Recalcó que «la escenografía es muy simétrica» y en los lados destaca la «vegetación, la flora» con especies como strelitzias, palmeras, flores de loto o nenúfares, que «van a ser elementos móviles que formarán parte» de ella y alcanzarán una altura de hasta siete metros.

Además, avanzó que en la zona izquierda, donde se ubica «el set de presentadores con unas tarimas móviles», se realiza un «viaje al mar, donde encontraremos corales, caracolas, rocas» y otros detalles como «el tentáculo de un pulpo» que aluden «a elementos marinos», también en el lado derecho del escenario.

Dentro de ese recuerdo al mar, se representa asimismo «la espina dorsal de un pescado y una pequeña cola de ballena, que se introduce en la plancha del escenario, y que hace alusión al deshielo y al problema del cambio climático».

Macías dijo que los 400 metros de pantalla led permiten contar «con dos planos de actuación» y habrá un telón trasero muy dinámico» que servirá de soporte «para transmitir los cuatro elementos: fuego, agua, tierra y aire».

También se contará con «14 pantallas led verticales», de entre 12 y 14 metros, «que formarán parte de otros elementos».

Anunció que s e elimina la madera de la parte trasera y habrá «una lona de impresión digital», y que se trabajará con 1.500 m3 de «corcho prensado con un revestimiento en poliurea», que facilita el montaje pues es «tecnología en 3D», y realizará como en 2020 Tecmolde Art & Technology.

Por último, el interiorista recordó que el escenario tiene un ancho de 40 metros, 18 metros en su punto más alto y 1.200 metros cuadrados de planchada.