El presidente de la Audiencia Provincial, Emilio Moya. / Arcadio Suárez

Para Emilio Moya, «es un día triste para la Justicia en particular»

Tanto el presidente de la Audiencia Provincial como el fiscal superior Luis del Río, mostraron su «respeto absoluto» a la resolución judicial en el 'caso Alba'

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Tanto el presidente de la Audiencia Provincial de Las Palmas, Emilio Moya, como el fiscal superior de Canarias, Luis del Río, mostraron su «máximo respeto» por el fallo dictado por el Tribunal Supremo en el caso conocido como 'Albagate'. El magistrado fue más allá manifestando que era un día «triste para todos en general, pero para la Justicia en particular», declaró a este periódico.

«Por supuesto que guardamos el máximo respeto a este pronunciamiento judicial que viene a confirmar la sentencia que dictó en su momento la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias», destacó Moya, que fue compañero de Salvador Alba en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas.

«Es un día triste para todos en general, pero para la Justicia en particular. Nadie, absolutamente nadie, se alegra del resultado final de este caso ni desearía haber llegado a esta situación. El sentimiento generalizado es de pena desde el punto de vista humano», añadió el magistrado.

«El fallo confirmó la tesis defendida por el Ministerio Fiscal»

Luis del Río

Por su parte, el máximo representante del Ministerio Público en Canarias, Luis del Río, expresó su «máximo respeto a la sentencia dictada por la Sala Segunda del Tribunal Supremo, que por otra parte, confirmó la tesis defendida por el Ministerio Fiscal, tanto ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias como ante el propio Alto Tribunal», dijo.