Las hermanas Medina Ortega compartieron corona de reina este miércoles en el escenario de Santa Catalina. / COBER

Doblete carnavalero de Daniela y Silvana

La reina del carnaval de 'La Tierra' sigue la estela de su hermana mayor en la corte de la fiesta capitalina 15 años después de su coronación

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

Cuando Silvana Medina Ortegase coronó en el año 2007 como reina del carnaval de la capital grancanariaDaniela apenas tenía 12 años y había sido elegida primera dama en la gala infantil. Quince años después el sueño de emular a su única hermana y hacer doblete en el seno de una familia en la que el carnaval se vive de manera intensa s e ha hecho realidad.

«Esto es histórico», comenta Silvana respecto a una situación inédita en la fiesta capitalina y que cree que tampoco se ha dado en ningún otro carnaval de las islas. Y es que no oculta el orgullo que siente por que Daniela, diez años menor que ella, haya logrado un sueño que perseguía con mucha ilusión. «No puedo estar más contenta y orgullosa de ella», dice.

Añade que se siente casi más feliz que cuando ella se coronó como reina, porque «cuando yo gané apenas lloré y con ella no podía parar de llorar. Nada me hace más feliz que verla feliz», explica ante la atenta mirada de su hermana pequeña.

Apunta que este triunfo es la recompensa al esfuerzo de Daniela pues «ha trabajado muy duro para ello y, a pesar de vivir en Barcelona, ha estado viniendo cada fin de semana durante dos meses o más. Este era su sueño, se ha hecho realidad y la corona es suya».

Daniela reconoce que esos meses de viajes continuos entre la ciudad condal -donde ejerce su profesión de médica especializada en estética y cirugía capilar- y la isla «han merecido la pena».

Silvana, a su vez, confiesa que no puede «ser objetiva» respecto a su hermana pero «estaba claro que era la reina, ya lo era para nosotros, pero ahora lo es para el mundo».

Apunta que Daniela «desde pequeñita andaba siempre en los ensayos» de Río Bamba, la comparsa que fundaron sus padres y que les ha hecho vivir el carnaval siempre «desde muy adentro», por lo que concursar por el cetro fue algo que para ambas se planteó de manera natural.

Daniela, pese a lo pequeña que era, afirma que recuerda perfectamente la gala en la que Silvana fue elegida reina y la tranquilidad que mostró antes de vivir lo que su hermana mayor define como «los tres minutos de gloria» sobre el escenario de Santa Catalina.

Esa misma tranquilidad es la que proyectó la pequeña de las Medina Ortega el pasado día 11, pues explica que «todos los nervios los dejé en el ensayo y el día de la gala estaba súper tranquila». Algo que, según Silvana, se transmitió al público y jugó a su favor. «Parecía que llevaba haciendo esto toda la vida», indica.

Las hermanas con la corona y con las fantasías con las que ganaron. / Cober / Arcadio Suárez / Juan Carlos Alonso

Como la experiencia es un grado, Silvana aprovechó la suya para aconsejar a la recién estrenada reina de 'La Tierra' antes de salir a escena. «Le di muchos consejos, entre ellos que disfrutara de la experiencia porque, al final, eso es con lo que se va a quedar cuando pase el tiempo», porque «es algo que no va a vivir más».

Las hermanas dicen que desde el principio se dieron circunstancias que les hicieron pensar que esa corona regresaría a su casa del barrio capitalino de San José. «En mi familia somos muy de señales», explica Silvana, por eso el hecho de que ambas concursaran en el sexto puesto con un diseño del mismo creador, Juan Carlos Armas, amigo de toda la vida de la familia, o que coincidiendo con el cumpleaños de la hermana mayor, el pasado 13 de febrero, escucharan a un músico callejero tocar la canción con la que iba a desfilar Daniela en el parque -'Mañana de Carnaval'- les generó buenas sensaciones.

Pero sobre todo sienten la satisfacción de haber trabajado ambas con un diseñador al que admiran. «Tanto para ella como para mí no ha sido solo el sueño de presentarte a reina y ganar, sino llevar un traje de Juan Carlos Armas, porque nosotras lo adoramos, es un artista», dice Silvana sobre un creador al que ya llama «rey de reinas».

Asimismo, destacan que Armas idea sus fantasías en función de la persona que la va a llevar y por eso Daniela quiso formar parte del proceso creativo, a pesar de residir fuera, algo que afirma tampoco le impedirá cumplir sus obligaciones de reina.

Silvana dice que la corona de su hermana menor «es un sueño para todos, primero para ella, pero también para la familia».