Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 13 de junio
La bandera amarilla ondea en la playa de Las Canteras. JUAN CARLOS ALONSO

El color del declive de la microalga

El pigmento marrón de las manchas que afectan a Las Canteras indican el declive del episodio, pero la calima de los próximos días puede reactivar el fenómeno

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 10 de agosto 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El color marrón de la mancha de las microalgas que, por tercer día consecutivo, ha teñido el mar de Las Canteras, así como del resto de las islas, «indica el declive» del fenómeno. El investigador Emilio Soler, del Observatorio Canario de Algas Nocivas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), explica que los pigmentos de estas cianobacterias se van degradando, de modo que pasan de un color verde-azulado a otro marrón-amarillo, propio de las etapas finales. Esto se produce porque las células que componen los filamentos mueren y liberan todo el contenido celular.

La mala noticia es que con la calima y el calor que se espera, junto a las dinámicas oceánicas, se puede producir una reactivación del fenómeno. «En cuanto cambien las condiciones climáticas, la mancha se disolverá», explica este especialista. Eso implica que, por lo menos hasta finales de esta semana, no se resolverá el actual afloramiento, que se considera masivo.

Un total de 91 estaciones dispersas por todo el ámbito geográfico de Canarias están siguiendo la evolución de estos 'blooms', de los que se tiene constancia en los años 2004, 2011, 2017, 2019, 2021 y 2023.

«Cada vez serán fenómenos más recurrentes» por los efectos del calentamiento global. De hecho, Soler asegura que en el Charco de San Ginés (Lanzarote) hay una presencia casi constante por la falta de oleaje y la insolación.

Noticias Relacionadas

Este año se han registrado ya seis episodios similares, lo que ocurre es que como muchos no llegan a la costa -se generan en alta mar-, pasan desapercibidos.

Hasta ahora, todas las muestras que ha recogido el Gobierno de Canarias en Las Canteras, la playa del Cura y el puerto de Mogán están caracterizadas por la alta presencia de la cianobacteria 'Trichodesmium erythraeum' en descomposición.

Se trata de un habitante habitual de las aguas del archipiélago que experimenta florecimientos puntuales por un cúmulo de condiciones como el parón de los alisios, el aumento de las horas de luz, la estabilización de la columna de agua, el calentamiento del mar o el 'abono' del entorno marino que genera la calima.

Cuando se dan estas condiciones, el mar recibe grandes cantidades de hierro y fósforo. «Trichodesmium va en busca de fósforo, que no suele estar en la superficie, y sube», detalla el doctor en Ciencias del Mar, quien aclara que estas cianobacterias fijan el nitrógeno y lo introducen en la cadena trófica. En este sentido, la presencia de 'Trichodesmium' sirve para aumentar la producción primaria y, como consecuencia, la pesquería.

Soler insistió en que estas manchas no representan ningún riesgo grave para la salud para la población en general, más allá de urticarias o irritaciones de las mucosas en exposiciones prolongadas. Aún así, aconsejó aplicar el sentido común y no bañarse en zonas con manchas, además de seguir las recomendaciones de las autoridades locales.

Este miércoles, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria volvió a izar la bandera amarilla, por tercer día consecutivo, por la presencia de estas microalgas. Por la tarde, toda La Cícer, el centro de la zona de Peña La Vieja, así como la superficie entre el hotel Cristina y la clínica de San José eran las más afectadas. Y en ellas se desaconsejaba el baño.

«No hay motivo de alarma, no hay peligro para la seguridad alimentaria», prosiguió Emilio Soler, «es una molestia con la que tenemos que aprender a convivir».

El PP pide que se estudie el fenómeno

Por su parte, la portavoz del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento, Jimena Delgado-Taramona, urgió al gobierno municipal a «estudiar en profundidad» el fenómeno de las microalgas.

«Hemos visto cómo han ido apareciendo, generando problemas de salud a algunos bañistas. Por eso es importante que estudiemos tanto esta circunstancia como otras que también están afectando a la playa», expuso al recordar que la playa carece de bandera azul.

«Las Canteras merece un equipo permanente de seguimiento medioambiental y urge una nueva extracción de arena, que se no realiza desde 2009, cuando se hizo bajo un gobierno del Partido Popular. Una playa tan importante no puede estar gestionada en base a estudios esporádicos ni sometida a años de indefinición con encargos puntuales a técnicos externos», explica la líder del PP capitalino en una nota de prensa.

«Nuestra joya ambiental y turística necesita seguimiento científico y técnico constante», recuerda Delgado, quien lamenta que además de la pérdida de la bandera azul, está cerrado al baño la playa del Confital desde hace ya cinco años por un episodio de contaminación cuyo origen no ha sido aclarado todavía.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios