La concejala Inmaculada Medina supervisa la reparación. / EMALSA

Blas Cabrera Felipe podrá abrirse al tráfico la próxima semana

El tramo que fue cerrado por el reventón de una tubería el lunes pasado fue puesto en uso este miércoles solo para el transporte público

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento capitalino confía en que «en tres o cuatro días» pueda reabrirse al tráfico la calle Blas Cabrera Felipe, que se vio afectada el lunes pasado por el reventón de una tubería de agua de abasto en dos puntos, lo que provocó un socavón en la carretera y la inundación del aparcamiento del complejo hospitalario Materno-Insular.

Fuentes municipales explicaron que tras los trabajos realizados en las últimas horas, ya solo quedaba por poner la capa superior de la rodadura, con lo que es probable que la próxima semana la vía recupere la normalidad.

La calle sí se abrió al tráfico de modo exclusivo para el transporte público. Por la mañana se hicieron varias pruebas y, tras comprobar que la carretera soportaba el paso de las guaguas, se decidió que las siete líneas de Guaguas Municipales que circulan por esta calle (9, 12, 13, 50, 51, 64 y la Luna 1) retomasen su recorrido habitual. No obstante, desde la compañía se informa de que hasta nuevo aviso, quedará inhabilitada la parada 89 de Blas Cabrera Felipe. Se trata de la parada que está a la altura de la iglesia de Santa Clara.

La rotura de la tubería se produjo porque no soportó un aumento de la presión que se produjo como consecuencia de un desvío del caudal desde el entorno de La Laja, donde se estaba acometiendo otra reparación.

La infraestructura averiada tenía una antigüedad que rondaba el medio siglo de vida y se encontraba dentro del programa de sustituciones contempladas en el plan estratégico de infraestructuras hidráulicas de la ciudad, que está pendiente de activación.

La fuga fue reparada a las 04.00 horas del martes, pero todavía queda por rematar la reparación de los daños en la calle.