Inauguración de la estación de bicicletas eléctricas junto al centro comercial La Ballena. / C7

La bici eléctrica llega a La Ballena y se proyecta ya sobre Las Rehoyas e Infecar

Sitycleta estrena una nueva estación junto al centro comercial y afianza su expansión por la parte alta de la capital grancanaria

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

La bicicleta eléctrica sigue conquistando espacios en la parte alta de la ciudad, en su empeño de arraigarse como una alternativa de transporte más en Las Palmas de Gran Canaria. Este viernes, el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, inauguró una nueva estación de Sitycleta que está ubicada en el centro comercial La Ballena.

Se trata de la quinta estación específica de bicicletas eléctricas que tiene la ciudad, tras las que se han instalado en la avenida marítima, la subida de Mata, la plaza de España y el Canódromo. La del centro comercial La Ballena es la más alta de cuantas están operativas en estos momentos, a 140 metros de altitud. Pero no será la única. Antes de que acabe el año habrá dos nuevos puntos de recogida, uno en las puertas de Infecar y otro junto al parque de Las Rehoyas.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria trabaja ya en el segundo plan de la bicicleta, que trata de extender una red de carriles exclusivos para este tipo de vehículos en la parte alta de la ciudad, con unos cincuenta kilómetros nuevos.

«Nuestro reto es que la ciudad alta pueda subirse a la bicicleta y sumarse a la movilidad sostenible», indicó el edil.

La nueva estación dispone de diez anclajes para unas bicicletas que tienen una automía de entre 60 y 120 kilómetros. A diferencia de las convencionales, que tienen siete velocidades, las eléctricas disponen de tres marchas. Según informa Sitycleta, las bicis eléctricas facilitan el pedaleo, de forma que se puede superar el desnivel con un esfuerzo mínimo.

Por su parte, el director del centro comercial La Ballena, Miguel Melián, mostró su satisfacción por la implantación de la estación y su disposición a colaborar en la expansión de los modos limpios de movilidad.