Imagen de archivo del ámbito de Tamaraceite Sur. / C7

El Ayuntamiento recorta viviendas protegidas a Tamaraceite Sur y amplía el parque de La Suerte

El Pleno aprueba hoy un cambio del Plan que apenas rebaja el número de casas de renta libre y lleva la zona comercial a Cruz del Ovejero

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento ha decidido reducir el número de viviendas protegidas de promoción privada en suelo municipal (-670) respecto a las que se había previsto en el ámbito de Tamaraceite Sur hace una década. Al tiempo, se mantiene el número que había previsto en la parcela cedida a Visocan y apenas varían las de renta libre (-79), según consta en el modificado del planeamiento que este viernes será sometido a votación en el pleno.

El descenso en el número de unidades protegidas se debe, según el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, a la intención de no concentrar muchas viviendas sociales en el mismo lugar. Sin embargo, desde el PP se considera que esta decisión se debe a que el gobierno municipal trata de aumentar el atractivo del suelo para facilitar la urbanización por parte de empresas privadas.

Además, los populares advierten de que la alteración de la ordenación puede generar diferencias sociales entre el núcleo de viviendas que va a construir Visocan frente a la rotonda de entrada al sector y las que se plantean por encima del centro comercial Alisios, con más zonas verdes y la posibilidad de tener jardines privados y piscina.

Este argumento fue desechado por Doreste, quien duda de que vaya a ser así. «Es otro modelo de desarrollo, con más zonas verdes», dijo, «no queremos reproducir la fórmula de Siete Palmas o Ciudad del Campo».

Distribución

El número de viviendas que se fija para esta zona se queda en 1.807 frente a las 2.556 iniciales. En cuanto a las protegidas, se proyectan 1.115 (62% del total), cuando antes este número era de 1.785 (70%). Como el plan no altera las condiciones de la parcela cedida a Visocan en 2005, con 643 pisos, la reducción en el número de casas protegidas se centra en las parcelas municipales, pasando de las 1.142 iniciales a las 472 que quedarán con el cambio que hoy se aprueba.

En lo que respecta a las rentas libres, se mantienen en 692 frente a las 771 que estaban en vigor.

La distribución del nuevo parque de viviendas es producto de la alteración del propio planteamiento municipal. En un primer momento se había concentrado la nueva zona comercial por encima de Alisios, mientras que los edificios residenciales se diseminaron a costa del parque que estaba previsto en La Suerte.

Zonas verdes

  • 32.322 metros cuadrados. Es la superficie que tendrá finalmente el parque. De ella, unos 26.332 metros cuadrados se destinan a espacios libres y otros 6.000 metros cuadrados se reservan para uso deportivo al aire libre.

Sin embargo, las alegaciones de los vecinos obligaron a reconsiderar esta disposición. En el expediente se explica que la ordenación «supone la recuperación, como gran parque urbano, del espacio libre previsto en el planeamiento vigente (...) Esto supone un intercambio de parcelas: por un lado, las parcelas residenciales propuestas se localizarán en el entorno comprendido entre el parque comercial y el corredor verde; y, por otro, se trasladará una parcela comercial desde dicho emplazamiento al borde noreste del parque urbano dispuesto, en relación más directa con la estación de servicio existente».

De este modo, la nueva zona comercial se sitúa junto al callejón existente en la trasera de la gasolinera de Cruz del Ovejero.

Con todo ello, se conseguirá «una reducción de la edificabilidad del sector y disminución del número de habitantes»; el «incremento de dotaciones de espacios libres»; y, por último, la «relocalización de las zonas verdes o espacios libres públicos para una distribución más equitativa entre todas las manzanas».

La concreción de esta propuesta tendrá un coste cercano a los 9,8 millones de euros, tanto en viales (4,6 millones) como en espacios libres (5,2 millones). A ello se suma su mantenimiento, estimado en 715.000 euros al año.

Por otro lado, también generará ingresos al Ayuntamiento en materia de impuestos y tasas. El primer año se recaudarían unos 2,46 millones de euros, reduciéndose luego a 1,52 millones a partir del segundo año en adelante.