Presentación de los presupuestos al Consejo Social de la Ciudad. / C7

El Ayuntamiento tenía 62 millones de euros en facturas impagadas en los cajones a fines de 2020

Esta cantidad, la segunda más alta de las grandes ciudades españolas, supone un descenso del 1% respecto al volumen acumulado en 2019

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento tenía en el tercer trimestre de 2020 un total de 61,33 millones de euros en la cuenta 413, la que recoge todas las facturas que están pendientes de aprobación presupuestaria. De acuerdo a los datos del Ministerio de Hacienda, las facturas acumuladas en los cajones entonces representaron casi 648.000 euros menos en relación al dato de la liquidación de 2019, que fue de casi 62 millones.

Esto representa un 1% de descenso, el sexto más bajo de las grandes ciudades españolas: en Palma de Mallorca se redujo un 25%, hasta alcanzar los 2,2 millones de euros; en Málaga, un 89%, de manera que se queda en 366.000 euros; Bilbao y Barcelona ya no acumulan facturas en los cajones; y en Valencia disminuyó un 75% y ya supone 1,44 millones de euros.

Sin embargo, la capital grancanaria sale ganando si la comparación se hace con Madrid, donde la partida de acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuesto creció, entre 2019 y el tercer trimestre de 2020, un 57% hasta acumular 143,17 millones de euros; o con Murcia, donde el incremento alcanza el 267% y sube hasta los 5,1 millones de euros; o con Sevilla (+73%), que ya tiene 1,91 millones de euros; o con Zaragoza (+111%), donde la cuantía impagada es de 19,53 millones.

El remanente de tesorería final del ejercicio económico de 2019 se quedó en 233,88 millones de euros

Si en la comparación se incluye también a Santa Cruz de Tenerife, la cocapital canaria ha logrado reducir un 26% del volumen adeudado a lo largo del año 2020. Aquí, las facturas pendientes de ser aprobadas suponen un montante de 17,9 millones.

Deuda per cápita

Los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria son los que, proporcionalmente, más deben de entre las grandes ciudades españolas. De acuerdo con las facturas guardadas en los cajones, la deuda per cápita en la capital grancanaria es de 160,88 euros. Se trata de la cifra más alta, con diferencia, ya que cada madrileño debería abonar 42,93 euros para saldar la cuenta 413; cada sevillano, solo 2,77 euros; los valencianos, 1,8 euros; los zaragozanos, 28,65 euros; los malagueños, 63 céntimos; y los mallorquines, 5,21 euros, de acuerdo a los datos que ofrece el Ministerio de Hacienda de España. En el caso de los murcianos, esta cifra se queda en 11,02 euros. Y si miramos a los vecinos de Santa Cruz de Tenerife, tendrían que aportar 85,56 para dejar a cero la partida de acreedores por operaciones pendientes.

Con ello, Las Palmas de Gran Canaria tenía en el tercer trimestre de 2020 el segundo volumen más alto de facturas en los cajones de las diez grades urbes españolas, solo superada por Madrid.

La contabilización de la cuenta 413 va en contra del remanente de tesorería con el que se cerró el ejercicio de 2019, casi 505 millones de euros.

A esta cantidad hay que restar también los saldos de dudoso cobro -la cantidad que el Ayuntamiento considera de difícil o imposible recaudación a pesar de estar contabilizada-, que es de casi 183 millones de euros. Además, hay que descontar el exceso de financiación afectada -casi veintiséis millones de euros-, que es la diferencia que se produce entre los derechos por ingresos afectados a un determinado proyecto de gasto y sus obligaciones reconocidas. Esta partida se genera cuando una obra que se paga con una subvención se ejecuta sin haber recibido el dinero, como ocurre con los planes de renovación urbana que se impulsan en los barrios de Tamaraceite y en Las Rehoyas.

Con todo ello, el remanente de tesorería del ejercicio 2019 fue de 233,88 millones de euros.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha presentado ya ante el Consejo Social y las cinco juntas de distrito los presupuestos generales municipales de 2021, que rondan los 450 millones de euros, y que permitirán continuar impulsando las inversiones en la capital grancanaria y reactivar la economía y el empleo mediante la financiación pública.

Las cinco juntas de distrito se celebraron en el auditorio Alfredo Kraus entre el viernes y la tarde del pasado lunes.

El PP considera «preocupante» que se incurra en déficit
Pepa Luzardo. / C7

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Pepa Luzardo, calificó de «preocupante» que «la propia Intervención General llame la atención de unas cuentas municipales que por primera vez en muchos años recoge una previsión de gastos no financieros que rebasan la previsión de ingresos no financieros, o lo que es lo mismo que el gobierno municipal pretende gastar más dinero del que prevé recaudar».

Se refiere así al déficit de 13,63 millones de euros en que incurre el presupuesto municipal, algo que permite la suspensión de los objetivos de estabilidad, que fue aprobada por el Congreso de los Diputados el 20 de octubre pasado.

«Ya el Partido Popular aprobó en su momento la Ley de Estabilidad Presupuestaria (2012) para evitar la senda de déficit que había dejado el PSOE en las administraciones públicas. Ahora de nuevo encontramos un desfase entre ingresos y gastos de 18 millones de euros, esto en unas cuentas que previsiblemente pecarán de optimistas en lo que a recaudación se trata, pudiéndose ampliar ese déficit en varios millones de euros más», advirtió la concejala conservadora.

Luzardo también se refirió al hecho de que la ruptura del techo de gasto permita al Ayuntamiento disponer de 70 millones de euros extra. «Nos preguntamos para qué quieren más capacidad de gasto PSOE, Podemos y Nueva Canarias si de los 66,8 millones de euros que recogían las cuentas municipales el año pasado para inversiones tan solo fueron capaces de gastar 18,5 millones», aseveró. «Nos llama la atención que de forma pública se hable de esta posibilidad cuando ese exceso de financiación termina por no ejecutarse», añadió.