Reunión en la que fue presentado el anteproyecto este jueves. / C7

El Ayuntamiento abrirá una conexión a la GC-300 hacia Alisios

La obra, que eliminará la rotonda que está en la calle Hermanos Domínguez, tendrá un coste inferior a los 200.000 euros

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha presentado a los vecinos de Tamaraceite, en la tarde de este jueves, el anteproyecto de obra con el que se pretende dar satisfacción a la reclamación ciudadana de que se reponga la salida que tenía la GC-300 hacia la zona del centro comercial Alisios.

Los vecinos llevaban meses demandando la conexión con la calle Hermanos Domínguez, que fue condenada por la reconfiguración de la vía que partía del antiguo cruce hacia San Lorenzo, desde la carretera general de Tamaraceite.

La nueva carretera, que costó 540.000 euros, imponía un recorrido circular con origen y destino en el intercambiador de Cruz del Ovejero que acabó por eliminar buena parte del servicio de transporte público de guaguas en sentido bajada.

La propuesta que el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, y la concejala del distrito de Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, Mercedes Sanz, trasladaron a los vecinos supone eliminar la pequeña rotonda que está en la calle Hermanos Domínguez, de modo que el tráfico que venga por la GC-300 pueda dirigirse desde ahí tanto hacia la avenida 8 de Marzo como hacia la rotonda que está en la entrada de Lomo Los Frailes.

«Esto permitiría la restitución de las líneas de guaguas porque ahora podrán girar (en sentido Puerto)», aclaró Esteban Santana, uno de los representantes de la plataforma ciudadana que ha venido exigiendo la búsqueda de una salida para la carretera general.

Santana aclaró que el próximo 25 de julio se han vuelto a citar las dos partes para conocer los detalles del proyecto. En todo caso, el Ayuntamiento les explicó que «la obra podría iniciarse en diciembre y que tendría una duración de unos tres meses».

Se impulsará una modificación de crédito

El concejal de Urbanismo ratificó las fechas. «Queremos llevar la modificación de crédito (para financiar la obra) en septiembre y que se pueda sacar a licitación entre octubre y noviembre», expuso.

Javier Doreste calcula que la actuación, que conllevará una conexión peatonal más directa con la zona trasera del centro comercial Alisios, tendrá un coste aproximado de 150.000 a 200.000 euros.

«Retomar el trazado original (el previo a la última remodelación) hubiera sido más caro y se hubiera dilatado más en el tiempo», añadió Esteban Santana.

También el presidente de la asociación de vecinos Aythamy, Juan Manuel Calderín, resaltó la importancia de la propuesta. «Es necesario para la movilidad porque permitirá que los vecinos vuelvan a estar conectados con la ciudad y con la zona Puerto», detalló.

Preocupación entre los comerciantes

El problema ahora son los tiempos de la administración. La representante de los comerciantes de la carretera general de Tamaraceite, Conchy de Morales, mostró su preocupación por los efectos que tendrá en las tiendas de la GC-300 el tener que sobrevivir hasta marzo con una demanda en caída libre.

Los dueños de estos negocios han venido denunciando una disminución del volumen de ventas de hasta el 50% desde que se inició la obra.

«Este mes cierra una cafetería de Cruz del Ovejero porque no aguanta por las pérdidas», lamentó Morales, «si se hubiera parado la obra antes, el Ayuntamiento se habría ahorrado dinero y los comercios no hubieran tenido que soportar tantas pérdidas».