El acalde, Augusto Hidalgo, y el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, presentan el plan de vivienda. / C7

Unas 10.600 familias de la capital se beneficiarán del plan de vivienda

El Ayuntamiento calcula que se generará una inversión cercana a los 266 millones de euros, contando los dos primeros edificios de Las Rehoyas

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, y el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, anunciaron ayer la activación de un plan de vivienda que prevé invertir 266 millones de euros en la próxima década, tanto en construcción como en rehabilitación de pisos. Ese dinero servirá para mejorar las condiciones de vida de unas 10.600 familias, según las previsiones del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

La acción está marcada por el impulso al plan de rehabilitación de Las Rehoyas (del que este miércoles se adjudicará el primer edificio, el que se construye sobre el parque, por un importe de unos doce millones de euros), la culminación del de Tamaraceite (cuyo último inmueble se encargará también este miércoles) y la ejecución de proyectos de rehabilitación de viviendas en nueve barrios por valor de 66 millones de euros.

En esta última bolsa, que se quiere financiar con cargo a los fondos europeos, se incluyen las siguientes actuaciones: la mejora de los bloques en El Batán mediante el uso de 12 millones de euros; la rehabilitación urbana de La Paterna con una inversión de 15 millones de euros; la modernización de las viviendas del barrio de La Feria, con 7,5 millones de euros; una actuación rehabilitadora en Zárate que está valorada en 4 millones de euros; la regeneración de la Vega de San José gracias al recurso de 5,1 millones de euros; la mejora del grupo Fermín Sainz Orrio, en La Isleta, a la que se destinarán 1,5 millones de euros;la recuperación de los bloques de la fase III de Jinámar mediante la inversión de 4 millones de euros; el remozado del espacio público y del parque de viviendas de Lomo Apolinario, con dos millones de euros; y la rehabilitación de Escaleritas, con otros 15 millones.

Los doscientos euros restantes se destinarán al plan de reposición de Las Rehoyas, incluyendo aquí los dos primeros edificios del plan de renovación urbana -el que se construye sobre el parque y el que se proyecta por el hospital general de Gran Canaria Canaria Doctor Negrín- que oficialmente constituyen la fase cero de la regeneración urbana ya que están fuera del plan especial de Las Rehoyas. Entre ambos edificios se invertirán unos veinte millones de euros.

Otros datos

  • Alquiler. El actual gobierno ha destinado 6,4 millones de euros en ayudas al alquiler a unas 5.000 familias en los dos mandatos. Se ha pasado de una consignación anual de 600.000 euros en 2015 a 1,5 millones en el presupuesto actual.

  • Venta. El Ayuntamiento capitalino calcula que desde el año 2015 se han construido y se están construyendo más de 3.000 viviendas de promoción privada en el término municipal.

  • Licencias. Urbanismo ha acelerado la concesión de licencias de obras, pasando de unas 590 anuales a unas 1.500 o 1.600 al año. También se ha agilizado la concesión de los permisos: si antes se tardaba catorce o quince meses, ahora el visto bueno a las obras solo requiere entre cuatro y seis meses.

La acción se completará con otras seiscientas viviendas que construirá el Gobierno de Canarias en suelo público cedido por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. De ellas, unas cuatrocientas serán para alquiler social y otras doscientas se construirán como viviendas de protección oficial en venta.

Augusto Hidalgo destacó que «este plan se enmarca en el trabajo que hemos venido realizando desde que llegamos en 2015 y que nos posiciona como un referente estatal. Somos el municipio que más destina a vivienda, con una inversión de 70 millones de euros con la que hasta ahora hemos beneficiado a más de 3.000 familias realojándolas en un nuevo hogar o rehabilitando su casa».

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, recordó que desde 2015, la inversión realizada por el gobierno local en vivienda ha crecido exponencialmente. En el periodo desde 2015 hasta 2021, se han destinado 52 millones de euros para la construcción de 679 viviendas nuevas y 11,4 millones en la rehabilitación de 3.000 hogares, una inversión que ha permitido generar 1.500 puestos de trabajo a través de catorce proyectos.

Un momento de la presentación del plan de vivienda en un bloque de Tamaraceite. / C7

Los constructores podrán financiar las obras mientras llegan los fondos de la UE

La presidenta de la Asociación de Empresarios Constructores y Promotores de Las Palmas (AECP), María de la Salud Gil, aseguró que el reto al que se enfrenta la sociedad es el de la gestión de los fondos europeos que llegarán con el objetivo de fomentar la rehabilitación de viviendas, los planes de barrios y en el derecho de superficie, «donde la la iniciativa privada va a poder invertir sobre suelo público para generar un parque de viviendas en arrendamiento a precios asequibles».

La clave de ello pasa, en su opinión, «por la cooperación público-privada» en el uso de las herramientas que establece el decreto que regula el uso del dinero de la Unión Europa. Salud Gil aseguró que las empresas podrán erigirse como gestores rehabilitadores u oficinas técnicas.

También pidió una mayor celeridad por parte de los ayuntamientos para conceder las licencias de obra y adelantó que «nosotros tenemos la posibilidad de financiar las obras a las comunidades de propietarios hasta que cobren las ayudas».

En cuanto a las licitaciones, la representante de los construcotres demandó que «el precio no sea el único criterio» de adjudicación.

«Y, por supuesto, que se nos pague en tiempo y forma, que es una asignatura pendiente», añadió.