Foto de archivo de guardias civiles en la Avenida de Canarias, en Vecindario. / C7

La Guardia Civil opera con 22 plazas vacantes en Vecindario

Solos dos agentes tienen encomendadas las labores de protección de 150 víctimas de violencia de género en Santa Lucía de Tirajana

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Santa Lucía de Tirajana

La Guardia Civil destacada en el puesto principal de Vecindario, que cuenta con 64 efectivos activos, opera con 22 vacantes en su plantilla, según fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), organización que estima que en Canarias hay al menos 300 plazas sin cubrir. Explican que de esas 22 cogieron 13 para crear la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (Usecic) y solo dejaron 9, que son sobre el papel las que estarían sin cubrir. Sin embargo, insisten, la realidad es que las plazas que harían falta ascienden a 22.

Estos datos parecen confirmar así la sensación que existe en la ciudadanía y en el mundo empresarial y comercial de Vecindario, y del municipio en general, de que la Guardia Civil anda limitada de personal. No en vano, el propio alcalde, Francisco García, se reunió este miércoles con el delegado del Gobierno en Canarias para pedirle más efectivos.

Pese a que desde la AUGC subrayan que el municipio es seguro, no ocultan las dificultades a las que se ve sometido el cuerpo a la hora de atender los servicios a los que se le requiere. No en vano, admiten que muchas veces tienen que recurrir al auxilio de la Policía Local. Hay noches, por ejemplo, en las que solo han tenido cuatro efectivos para todo el municipio, y de ellos, solo dos de patrulla en la calle, una cobertura, apuntan, a todas luces insuficiente si se tiene en cuenta que en esta localidad viven 75.000 habitantes.

Entre los ejemplos que ponen sobre la mesa para demostrar hasta qué punto andan cortos de personal señalan el caso del servicio de protección a las víctimas de la violencia de género en Santa Lucía de Tirajana. Solo cuentan con dos agentes para labores de protección de 150 mujeres, y encima, aseguran, no cuentan siquiera con dedicación exclusiva para ese servicio. Pese a todo, apuntan, parece que el Ministerio del Interior no tiene en cuenta estas carencias. Sin ir más lejos, les cuesta entender que en la última resolución que se publicó para anunciar las vacantes de provisión por antigüedad para guardias civiles no aparecía ni una sola plaza en Vecindario.

Desde la Policía Local hace ya tiempo que vienen denunciando también esta situación. Según datos aportados por CC OO, este cuerpo municipal «ha atendido en lo que va de año casi 3.000 servicios en materia de seguridad ciudadana por falta de guardias civiles». Y de esos 3.000, añaden, «más de 500 fueron abordados a petición de la propia Guardia Civil». Se quejan de que la Policía Local se ve obligada a asumir esos servicios, porque suelen ser urgentes, mientras que los que les son propios, los que figuran entre sus competencias según la ley vigente, «no puede ser asumidos con la prontitud requerida».

Desde este sindicato llevan meses denunciando que se han visto literalmente desbordados por las limitaciones de personal que sufre la Benemérita y reprocha a la Delegación del Gobierno que no haga nada por remediarlo.

Por su parte, el PSOE en el consistorio, que está en la oposición, remitió ayer un comunicado para reprocharle al alcalde, que recuerdan que es, además, el edil de seguridad ciudadana, que se esfuerce tanto en quitarse responsabilidad respecto a este asunto. «La seguridad se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la ciudadanía y claro que el Ayuntamiento tiene competencias; si no existiría la Policía Local ni una concejalía específica». En ese sentido, le piden que aclare cuántas plazas vacantes hay en la Policía Local y le instan a agilizar los procesos selectivos en marcha.