Imagen de archivo del cielo al sur de Gran Canaria. / Foto: C7 | Vídeo: '1 hora menos', TV Canaria

Un meteoro cruza el cielo de las islas y su estruendo causa alarma en Gran Canaria

Si se confirma que impactó en el mar, se trataría del primer meteorito en Canarias. Podría medir más de 15 centímetros de diámetro

SAMANTHA SÁNCHEZ | JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Un meteoro disparó todas las alarmas en la isla de Gran Canaria en la tarde de este miércoles. Según fuentes oficiales, el cuerpo celeste habría cruzado La Palma, El Hierro, La Gomera y el sur de Tenerife antes de pasar por la costa norte de Gran Canaria, lugar donde pudo poner fin a su trayectoria sobre el mar, entre los municipios de Arucas y Guía.

El fuerte estruendo que generó el recorrido del meteoro y su posible impacto en el mar, desató la alarma entre la población en distintos puntos de la isla redonda. Esta «potente onda acústica» fue descrita por algunas personas como un ruido similar a una gran explosión que incluso «hizo temblar ventanas y persianas».

A pesar de que el estrépito se pudo sentir en diversas zonas de Gran Canaria, se hizo notar más en la capital y en el municipio de Santa Brígida, donde en un primer momento se llegó a pensar que el estampido se había debido a un corrimiento de tierras, hecho que luego fue descartado. Además, un incendio en el mismo municipio también fue barajado como una de las posibles causas del estruendo, pero esto igualmente fue descartado de inmediato.

Esta situación extraordinaria conllevó un seguimiento permanente por parte del Gobierno de Canarias, que en todo momento mantuvo comunicación directa con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y con el consejero Julio Pérez. No se registraron daños humanos ni materiales y tampoco fue necesario activar ninguno de los planes de emergencia.

Un bólido en el cielo de Canarias

A través de un comunicado, los científicos consultados por la Dirección de Seguridad y Emergencias, centro anexo a la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, atribuyen por ahora el origen del estampido sónico escuchado este miércoles en Gran Canaria al paso de un bólido que surcó el cielo de Canarias y que tocó la atmósfera en esta isla, generando una potente onda acústica tras su paso.

El ruido provocado por el bólido fue captado en la estación sísmica del Instituto Geográfico Nacional (IGN) instalada en San Bartolomé de Tirajana a las 15.36 horas. El sismólogo del IGN, Itahiza Domínguez, descartó que se tratara de un terremoto, ya que las estaciones no detectaron ondas que reflejaran un movimiento sísmico, únicamente el sonido. Hay que recordar que un terremoto y un bólido, a pesar de su diferente naturaleza, provocan fenómenos geofísicos que pueden ser tratados con las mismas técnicas de análisis.

Por su lado, el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) también registró en su red sísmica una señal en la isla de Gran Canaria originada por el paso de una potente onda acústica a través de la isla, según indicaron en su página de Facebook. «El análisis preliminar de los sismogramas evidencia una forma compatible con una N-wave, producida por el impacto en el suelo de una onda de choque causada por un objeto, natural o artificial, moviéndose en la atmósfera a velocidad supersónica», indicó el Involcan.

Por lo tanto, todo apunta a que lo más probable haya sido que se trate de un bólido -un meteoro muy brillante que no llega a chocar contra el suelo- que se desintegró antes de impactar en la superficie terrestre. Sin embargo, el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), no descartó que, al haberse oído y sentido la vibración, el objeto celeste haya podido tocar la superficie terrestre o el mar en pequeñas fracciones. Lo que sí se ha descartado es que el estruendo lo haya provocado un avión de reacción, un movimiento sísmico o cualquier tipo de explosión.

Un fenómeno raro

El astrónomo del IAC y administrador del Observatorio del Teide, Miquel Serra-Ricart, aseguró que, aunque este tipo de situaciones se produce en todo el mundo, puede decirse que se trata de un fenómeno raro, que puede tener una frecuencia de ocurrencia de una vez cada cinco o diez años.

Este experto se mostró cauto respecto al suceso porque todavía no se dispone de mucha información. Aún así, el color verde-rojizo que los testigos han relatado, permite aventurar que ha sido la intromisión de un cuerpo celeste . «Es un indicio claro de que puede haber sido un meteorito», indicó, «este tipo de coloración se corresponde a la composición y a la ionización atmosférica». De hecho, añadió Serra-Ricart, «si fuera un trozo de satélite artificial no produciría este tipo de color».

Aunque no se dispone de más datos, el astrónomo considera que, por el ruido y la luminosidad, podría haberse tratado de un objeto de más de 15 centímetros de diámetro. Podría tener el diámetro de una pelota de baloncesto, aunque resulta complicado determinar sus dimensiones. El estruendo que genera este tipo de fenómenos se debe a que el meteoro provoca una onda de choque que se escucha al comprimirse el aire atmosférico.

Lamentablemente, el meteoro no pudo ser seguido por las cámaras y los telescopios del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) debido a que se produjo a plena luz del día, cuando los medidores no están operativos.

Primeras hipótesis

Tras recibir las primeras llamadas de alarma, el Gobierno de Canarias se puso en marcha para averiguar el origen del «seco estruendo» sentido por la población grancanaria la tarde de este miércoles.

Según confirmaron fuentes oficiales a este periódico, las primeras hipótesis formuladas barajaron la posibilidad de que el ruido se correspondiera con un estampido sónico o con un movimiento de tierra en una ladera.

En el caso del estampido sónico, se pensaba que este pudiera estar provocado por la trayectoria de un avión militar que hubiera rebasado la barrera del sonido o bien por la entrada en la atmósfera de restos de un meteorito. Finalmente, la hipótesis ganadora fue la del meteoro.

Decenas de llamadas al 112

La alerta dio comienzo a las 15.39 horas de este miércoles, momento en el que decenas de personas comenzaron a llamar al 1-1-2 reportando «temblores» que, en ese momento, tenían un origen desconocido. Según señalan las fuentes del servicio de emergencias, no tuvieron que intervenir en ningún caso. En total, en la sala operativa del Centro Coordinador de Emergencias se recibieron unas cuarenta llamadas, todas procedentes de la isla de Gran Canaria.

Antes del estruendo se recibieron en la sala operativa del 1-1-2 en Santa Cruz de Tenerife varias llamadas procedentes del sur de Tenerife, La Palma y La Gomera, en las que comunicaban, por un lado, haber visto un rayo de luz de color verde y rojo que surcaba el cielo y, por otro, una estela de humo con dirección a Gran Canaria.

Apenas unos momentos después del fuerte estruendo, la población grancanaria comenzó a manifestar la situación a través de las redes sociales y a solicitar explicaciones sobre el origen de lo que había sucedido en la isla.

« Desconozco el origen, pero el temblor fue bastante importante. No sólo ventanas, temblaba el suelo y paredes y de fondo un sonido como de explosión lejana», ha afirmado el usuario de Twitter @meteograncanaria.com

Muchas personas describieron el incidente como una «explosión» o un «temblor».