Pablo Santana con alumnos de la familia de Sanidad, Jesús, Joel y Mariana. . / Cober

Una feria para saltar del aula al trabajo

Villa de Agüimes. El Centro Integrado de Formación Profesional juntó este miércoles a empresas y alumnado para abrir una ventana de conexión entre las clases y el mercado laboral

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Agüimes

Manuel Ángel Rodríguez dio el salto del aula al trabajo de un día para otro. La empresa en la que hizo las prácticas le ofreció contrato y allí sigue. Se formó como técnico superior en Eficiencia Energética y Energía Solar Térmica y ahora trabaja en Powen, una empresa de cobertura nacional dedicada al desarrollo, diseño y gestión de instalaciones solares fotovoltaicas. Este miércoles quiso colaborar con la comunidad educativa en la que se formó y acudió a dar cuenta de su experiencia en la primera edición de la Feria de las Profesiones que organizó el Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) Villa de Agüimes.

El encuentro, celebrado en una zona exterior del recinto, se prolongó durante toda la mañana y tuvo como principal objetivo acercar la empresa al alumnado del CIFP, según explica su vicedirectora, Eloísa Espino. La idea es que los estudiantes, en este caso, de segundo, puedan conocer de primera mano qué necesidades y qué perfiles demanda el mundo empresarial y, a la inversa, que este pueda tomar contacto y apreciar el talento y la buena formación que atesora este alumnado. El de la tarde, por cuestiones de aforo, pudo seguir la feria vía streaming.

Con ese fin, las siete familias profesionales que se imparten en este CIFP montaron sus estands para explicar a los representantes empresariales sus conocimientos y capacidades. El centro invitó a una quincena de empresas, todas vinculadas a los ámbitos para los que se forman en el CIFP, y los representantes de las que pudieron acudir recorrieron la feria e interactuaron con el alumnado.

En la foto superior, el equipo emprendedor que quiere montar un hotel pensado para dueños y mascotas. Sobre estas líneas, vista de la feria en el momento en que Gañán se dririge al público. Y al lado, Manuel A. Rodríguez. / Cober

Esta fórmula abre vías de futuro para los que aspiran a trabajar por cuenta ajena, pero el centro también tiene muy en cuenta a quienes apuestan por la emprendeduría. Ultiman la creación de un aula de emprendimiento que la Consejería de Educación financia con 5.000 euros por curso con la que el equipo docente del CIFP asesorará al alumnado que opte por esa vía.

Este colectivo, el de los emprendedores, dispuso también este miércoles de su propia ventana de oportunidad para darse a conocer. Se organizó un concurso para elegir las tres mejores ideas de negocio de las 80 que optaban. Se preseleccionó una decena y sus promotores tuvieron 5 minutos para exponerlas en la feria. Entre los que se subieron al escenario estuvieron Victoria López, Nauzet Falcón y Kilian Hernández, estudiantes de Alojamientos Turísticos que quieren montar un hotel canino para que acudan personas con sus mascotas. «Hay hoteles pet friendly, pero no cubren las necesidades de las mascotas». Este estará pensado para los dos clientes, para el dueño o dueña y para su animal. «En nuestro hotel ambos tendrán una experiencia única en la que compartirán sus vacaciones», apunta Falcón. Se llamará Pit a Pet y ya tienen incluso mirado un inmueble en Monte León. Este miércoles les ayudaron a presentar el proyecto Diamond, una bulldog francés, y Marli, un rottweiler.

Y la tercera pata de la feria fue la de conectar al alumnado ya egresado con el actual para que le contase sus experiencias. Fue el caso, por ejemplo, de Manuel Ángel, que recordó que en este CIFP adquirió, aparte de los conocimientos técnicos, competencias básicas clave como el trabajo en equipo, la autonomía y el aprendizaje conttinuo. También acudió Pablo Santana, técnico en Emergencias Sanitarias que ahora trabaja en transporte sanitario no urgente de la mano de ICOT y Acciona. En un diálogo con Mariana Varela, Jesús Pérez y Joel Afonso les aconsejó que expriman las prácticas y que insistan con los currículos. Que no les dé apuro. Dicho queda.

El Villa de Agüimes, con más de 1.500 alumnos y 110 profesores, lleva más de 35 años de trayectoria y sigue gestando nuevas ideas. La última, esta feria, que fue arropada institucionalmente con la presencia de la directora general de Formación Profesional del Gobierno de Canarias, Rosario Gañán, y el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández. Vicente Suárez, el director, hizo de anfitrión.