Interior abandonado del Centro Comercial Metro. / C7

Los extrahoteleros del sur claman por un PMM para los centros comerciales obsoletos

Smulders, presidente del colectivo que los agrupa, insiste en quejarse por la cada vez mayor presencia de residentes en plena zona turística

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

Los empresarios extrahoteleros han entregado un escrito a la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Conchi Narváez, en el que ponen el acento en el mal estado en el que se halla parte más antigua de la zona turística y, particularmente, los centros comerciales de Playa del Inglés, para los que reclama «de forma imprescindible un PMM-SBT» (Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad).

A criterio de Tom Smulders, presidente de la Asociación de Empresarios de Alojamientos Turísticos, que es, además, quien firma el escrito, la demanda se hace tan acuciante que esa actuación ha de ser declarada de urgencia por parte del Cabildo. Smulders aprovechó el encuentro que este martes mantuvo con Narváez para debatir si los carnavales volvían a su fecha habitual o se quedaban para el verano y le hizo entrega personalmente del documento de queja.

En un texto titulado 'Lo que hay que recalcar, valorar y mejorar', el también vicepresidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT) hace un repaso a las demandas del sector para la mejora del destino y entre ellas cita que todavía haya zonas estancadas en siglo XX «con esqueletos eternizados, centros comerciales obsoletos y playas mal mimadas con malos olores y suciedad en sus calles». Habla de infraestructuras básicas que son «deficientes».

«Avalancha de nuevos residentes en zona turística»

En su crítica no deja atrás tampoco a los gestores públicos, a los que reprocha que no se apliquen en la resolución ágil de los problemas, ni a los propios empresarios extrahoteleros, a los más veteranos, en los que percibe una «creciente falta de ánimo profesional que rodea una ciudad fantasma»,

Recuerda que si bien la cama extrahotelera , que en su etapa inicial fue de capital canario y legal, es la gran parte del 50% de la oferta alojativa turística, sufre desde hace un tiempo la «avalancha de nuevos residentes que opinan que la inmobiliaria les dio en la compra el paso libre en el uso».

Se queja de que la plataforma que los agrupa «profundiza en la desinformación y torea al gestor turístico» e informa de un ruego formal hecho ante el Colegio de Notarios para que en las escrituras se subraye el «debido uso turístico en el suelo turístico», pero que no ha sido respondido.

«Incluso hay políticos que les cortejan y especulan con tener sus futuros votos y así olvidan su verdadero deber, que es la defensa del interés general, muchos puestos de trabajo y la coherente visión al futuro».

Los califica de «depredadores» y dice que de 2017 para acá son sobre todo residentes de países europeos que se instalan en la zona turística o incluso se dedican al alquiler turístico ilegal.

Falta de ocio nocturno en Maspalomas Costa Canaria

Smulders reclama una «restauración culinariamente dinámica y esencial» («hay de todo tipo en el mucho de lo mismo», apunta con ironía») y advierte del escaso ocio nocturno en Maspalomas Costa Canaria que solo atrae a una población local que ni duerme ni deja dormir. Por eso insta de cara a la próxima primavera a fomentar el turismo con actividades diurnas, nocturnas, internacionales y participativas, y a darle un «impulso originario» al Pride de mayo.

También critica el medio engaño de «los repartidores de folletos de la ruta de las mantas, otro despropósito donde falla el conjunto de la autoridad», y reivindica que la gestión de las costas isleñas se haga desde aquí y no bajo la tutela de Madrid.