Inmueble de la calle San Pedro número 2 que acogió la Sala Cuasquías hasta el año 2013. / ARCADIO SUÁREZ

La Sala Cuasquías o Viera y Clavijo 1 serán la Casa Común del Cabildo

Los dos inmuebles ofrecidos están en Triana y son de finales del siglo XIX. El presupuesto para la compra asciende a 2,69 millones de euros

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El inmueble del número 1 de la calle Viera y Clavijo, esquina con San Bernardo ( antiguas oficinas de Unelco), que es propiedad del Museo Canario o el del número 2 de la calle San Pedro, en la linde de Triana con el barranco Guiniguada, que acogió durante décadas la Sala Cuasquías. Uno de esos dos edificios de finales del siglo XIX será la Casa Común del tejido asociativo y participativo de la isla y la sede de la Unidad de Participación Ciudadana del Cabildo.

Son las dos ofertas de venta que el Cabildo ha recibido en el concurso abierto por la Consejería de Presidencia para comprar un edificio ubicado en los barrios de Vegueta, Triana o Arenales con una superficie construida mínima de 1.049 metros cuadrados, un máximo de tres plantas y al menos una fachada dando a vía o plaza pública.

A falta de una propuesta de adjudicación definitiva para la adquisición del inmueble, para lo que se reserva un presupuesto máximo de 2,69 millones de euros con IGIC, la comparación de las características de ambos edificios en relación a las solicitadas por el Cabildo favorece al más cercano a Vegueta de los dos inmuebles.

El de San Pedro es más grande

No solo tiene más superficie, más de 500 metros de incremento sobre la mínima buscada (frente a los entre 150 y 500 de más de la oferta del Museo Canario), sino que dispone de más de dos accesos independientes (por uno de su competidor), más de 60 metros cuadrados de superficie total de patios (el otro está entre 40 y 60) y más superficie de huecos en fachadas.

Además, siendo los dos inmuebles de tres plantas de altura, el que acogió la antigua sala Cuasquías (dos sobre rasante y un semisótano) cuenta con una cubierta transitable de más de 200 metros cuadrados mientras que la del situado en Viera y Clavijo está entre 100 y 200.

Vsita del edificio de San Pedro número 2, en la linde de Triana con el barranco Guiniguada. / Arcadio Suárez

No obstante, la oferta del Museo Canario está mejor documentada e incluye todo el papeleo técnico y jurídico solicitado en el concurso. En la otra, de Dayas Partnes SL, no figura la declaración responsable sobre el estado de conservación y calidad de los materiales, que se verificará por el servicio promotor.

Sin cargas ni ocupantes

El pliego de condiciones exige que el edificio esté en suelo urbano y libre de cargas, gravámenes, arrendatarios, ocupantes y precaristas y que tenga calificación como uso dotacional y equipamiento en la clase Servicios Comunitarios, entre otras características.

También se valorará si existe o no un aparcamiento, un carril bici o una parada de guagua cercana a los inmuebles.

Asimismo el inmueble debe tener un espacio de oficinas con capacidad para 30 mesas de trabajo, varias salas para distintos usos, almacén y una vez comprado por el Cabildo será dotado de cocina, comedor, biblioteca, huerta, cafetería, recepción y otras dotaciones comunes.

Un proyecto de 20 asociaciones

La Casa Común es un proyecto promovido originariamente por más de 20 asociaciones y fundaciones agrupadas en cuatro colectivos: la Asociación Socio-Cultural Café d' Espacio, la Federación Ben Magec-Ecologistas en Acción, el Colectivo Gamá y la Coordinadora de ONG de Desarrollo de Canarias.

Fue a finales de 2017 cuando trasladaron al Cabildo la necesidad de «compartir recursos y espacios para generar tejido social» y le pidieron la cesión de un «espacio grande que nos permita conectarnos para mejorar el trabajo de nuestros grupos y servir de puente para crear redes» y contribuir así a «fortalecer la vida asociativa, cultural y social».

Dos edificios con historia

El edificio de Viera y Clavijo acogió durante décadas las oficinas de Unelco, que en 1996 se lo donó al Museo Canario. Ese convenio se modificó en 2011 para facilitar su venta, que debe contar con el visto bueno de la compañía energética.

Los anteriores intentos de venderlo del Museo Canario, para su conversión en hotel de ciudad y en un edificio de 24 viviendas de lujo, fracasaron.

Edificio de Viera y Clavijo número 1 esquina con San Bernardo, del Museo Canario. / Arcadio Suárez

Con esquina en chaflán típicamente catalán de estilo ecléctico y elementos románticos como la ornamentación de hierro forjado, este inmueble fue construido por el consignatorio Salvador Cuyás como vivienda para su familia y almacén para sus mercancías.

Luego pasó a Charles Baker Quiney, que en 1884 había abierto en la plaza de San Bernardo el Quiney's English Hotel. Fue sede de ese hotel y de otro suyo, el Continental.

Por su parte, el inmueble de la calle San Pedro, parte de un antiguo palacete vinculado a las familias Miller y León y Castillo, fue muchos años la dirección de los populares Almacenes San Pedro y finalmente, hasta su cierre, uno de los espacios de ocio nocturno más emblemáticos de la capital, el Cuasquías. El mítico local, que cerró sus puertas en 2013, era mucho más que un pub y sala de conciertos.