Alumbrado nocturno navideño que ofrece actualmente la Casa Palacio del Cabildo. / C7

El Consejo Insular de Aguas consume el 64% del gasto eléctrico del Cabildo

El suministro anual de las desaladoras, depuradoras y bombeos supone 9,23 de los 16,57 millones que consumen el Cabildo y su conjunto de entidades

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El consumo eléctrico anual de la red de desaladoras, depuradoras y estaciones de bombeo del Consejo Insular de Aguas (CIA) representa casi dos tercios del que suman el Cabildo y todos sus organismos autónomos, fundaciones y entidades asociadas, según las estimaciones incluidas en el concurso que la corporación insular acaba de abrir para contratar el suministro eléctrico de baja, media y alta tensión durante los dos próximos años.

En concreto, para 2022 y 2023 el Cabildo estima que el consumo anual de las instalaciones del CIA se elevará a 10,52 de los 16,57 millones que gastarán el Cabildo y el resto de sus entidades dependientes cada año. Supone, en concreto, el 63,73% del total anual. De ese consumo, 9,23 millones corresponden al suministro de alta tensión de las desaladoras, depuradas y estaciones de bombeo, sobre todo aunque no exclusivamente.

Este dato es aún más significativo si se tiene en cuenta que, como recuerda el concurso, los suministros al CIA sujetos a IGIC se limitan al alumbrado exterior, el almacén y la vivienda de la presa de Chira, las viviendas de las presas de Fataga, Ayagaures y Candelaria y a las oficinas y locales del Consejo.

Por ejemplo, el importe anual del consumo eléctrico de la potabilizadora de El Puertillo y la desaladora de Arucas-Moya se estima en poco más de 2 millones anuales; el de la desaladora de Bocabarranco, en la costa de Gáldar, en 1,38 millones; y el de la desaladora de Roque Prieto, en Guía, en 1,37 millones. Son las tres instalaciones industriales de tratamiento de aguas del Cabildo que resultan energéticamente más caras.

Para comparar estas cifras con el consumo de otras instalaciones del Cabildo sirve el dato de que el importe del gasto anual del Estadio de Gran Canaria se estima en 547.000 euros, el de la residencia sociosanitaria El Pino es de 276.000.

A mucha distancia del consumo del CIA se sitúa el del Servicio de Obras Públicas e Infraestructuras, sobre todo para alumbrado diurno de las carreteras y el de los túneles durante las 24 horas. El importe de su suministro eléctrico anual se fija en 2,83 millones, poco más de una cuarta parte (el 26,86%) del consumo del CIA.

No pasa de los 772.000 euros el consumo de suministro eléctrico anual del siguiente organismo del Cabildo, el Instituto de Atención Social.

Incorpora la fotovoltaica

El concurso licitado con un presupuesto de 33,14 millones para los dos años de contrato, aunque es prorrogable durante otros dos, incorpora como novedad la obligación por parte de la adjudicataria de incorporar al suministro la energía fotovoltaica generada por el propio Cabildo en las azoteas de distintos edificios e instalaciones de su propiedad. Es el caso de Infecar, el edificio Cristal y la Casa Palacio y debe incluir el derecho a compensación en los parques solares regidos por el sistema de autoconsumo con excedentes.