El presidente del Cabildo, Antonio Morales, dirige la sesión ordinaria celebrada aún de manera telemática. / C7

El Cabildo reclama fondos para el tren hasta el Sur sin esperar por Tenerife

Unanimidad en pro de un proyecto «maduro» para «una de las sociedades más motorizadas del mundo» con 535 turismos por cada mil habitantes

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El pleno del Cabildo, por unanimidad, salió ayer en defensa de la construcción y puesta en marcha «sin demora» de la línea ferroviaria de 57,8 kilómetros de longitud y once paradas proyectada entre la capital y San Bartolomé de Tirajana, aprovechando para ello la « oportunidad histórica e irrepetible» que suponen los fondos para la recuperación asignados por la Unión Europea a la movilidad sostenible.

«No podemos dilatar más la solución a los problemas de tráfico ni la apuesta por la movilidad sostenible de Gran Canaria a la espera de las decisiones de otros territorios insulares», recoge la moción en alusión a las desavenencias políticas surgidas en el Cabildo de Tenerife sobre la necesidad de implantar allí un tren hasta el sur.

El acuerdo entre los seis grupos políticos y siete formaciones políticas presentes en el Pleno mantiene que esta isla «está preparada para iniciar el proyecto de implantación del tren» y que para ello cuenta «con una alta demanda y un amplio consenso de la ciudadanía».

«Contamos con un proyecto trabajado y maduro, listo para ser licitado» y que ha contado a lo largo de sus doce años de elaboración con la asistencia técnica fundamental del Ministerio de Transportes a través de su empresa pública Ineco, destaca la iniciativa.

Con una densidad de población de 548,1 habitantes por kilómetro cuadrado, una de las más altas de Europa, Gran Canaria es también «una de las sociedades más motorizadas del mundo», sostiene la moción, con más de 782 vehículos por cada 1.000 habitantes. La media insular de turismos por cada 1.000 habitantes es de 535, superando la media de España, que se sitúa en 500 automóviles.

«El ferrocarril de cercanía conectará los principales atractores sociales, económicos, administrativos y turísticos de la isla», agrega el acuerdo sobre un proyecto con un coste de construcción estimado de 1.650 millones de euros.

El Cabildo insta por ello al Gobierno de Canarias y al Ministerio de Transportes a que se pongan en marcha «los procedimientos precisos para garantizar la financiación que exige el tren» al sur, tanto a través de diversos fondos europeos como del presupuesto estatal para infraestructuras ferroviarias

«Gran Canaria nunca ha sido beneficiaria» de esos fondos estatales, recuerda también la moción unánime de la corporación insular, que también por unanimidad ha declarado el proyecto de interés insular y ha aprobado el correspondiente planeamiento de ordenación para reservar el corredor del tren.

Presión fiscal sobre los carburantes

La moción defendida por el PP para que el Cabildo elimine la tasa de dos céntimos por litro de carburante que grava el consumo de automoción en las gasolineras de la isla fue rechazada por el Gobierno tripartito de NC, PSOE y Podemos, partidario de esperar a la posible bajada de impuestos por las dos administraciones que más gravan los carburantes, la estatal y la autonómica.

Vigente desde enero de 2014, se trata de uno de los pocos impuestos propios del Cabildo y le reporta entre 8,5 y 9 millones de euros anuales.

A una pregunta del portavoz de Ciudadanos (Cs), Ruymán Santana, la consejera de Vivienda, Conchi Monzón, explicó que mantuvo reuniones con Sareb, Servihabitat y otras entidades previas a la elaboración del pliego de la próxima solicitud de ofertas de venta de bloques de viviendas sin acabar para su terminación y alquiler social.