Foto de archivo del interior abandonado y ruinoso del centro comercial Metro. / C7

San Bartolomé trabaja para asumir las obras de derribo del centro comercial Metro

El pleno aprueba el presupuesto de 2022, que CC llevará a Fiscalía, y el incremento en un millón de euros del plan de subvenciones

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana trabaja para asumir la ejecución de las obras de derribo del centro comercial Metro, cerrado, abandonado y casi en ruinas, salvo muy pocos locales, pese a estar en medio de la zona turística, en Playa del Inglés.

El edil de Urbanismo, Samuel Henríquez, informa de que la comunidad de propietarios del complejo ha comunicado al gobierno local que a día de hoy no se puede hacer responsable de la demolición, de ahí que los técnicos municipales trabajen en la posibilidad de que esa obra la acometa el Ayuntamiento amparado en la firma de un convenio

Henríquez aclara que la idea está muy en ciernes, de ahí que no pueda dar detalles, pero sí subraya el interés municipal por evitar que este problema, que lastra la imagen turística y que se ha convertido en un riesgo para la seguridad de las personas y del entorno, se eternice en el tiempo.

Declaración de ruina

La estructura del viejo centro comercial se halla en tan mal estado que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), en mayo de 2021, ordenó al Ayuntamiento tramitar el expediente para la declaración de ruina del recinto, una petición que en su día le hizo la comunidad de propietarios y que la corporación local le denegó en 2014.

Henríquez ya firmó el decreto para la declaración de ruina e instó a los propietarios a vallar y a apuntalar el inmueble como paso previo a su derribo. Ahora la comunidad le ha hecho saber que no puede asumir las obras y el consistorio trabaja para ejecutarlas. El coste puede rondar entre los 300.000 y los 500.000 euros.

Presupuestos aprobados, pero camino de la Fiscalía

Por otra parte, desde este jueves San Bartolomé cuenta con un presupuesto para 2022. El pleno dio su visto bueno definitivo a unas cuentas que prevén un gasto de 92,9 millones de euros, la cifra más alta en la historia del municipio. Salió adelante solo con los votos del gobierno. Tanto PP-AV como CC votaron en contra. Además, los nacionalistas anunciaron que lo llevarán a la Fiscalía.

El portavoz de CC, Alejandro Marichal, que reprochó a la alcaldesa, Conchi Narváez, que firmara el informe de respuesta a las alegaciones, entiende que es un presupuesto ilegal al no incluir partidas para cubrir compromisos de gasto plurianual, exceder el incremento salarial al personal permitido para este año en España y mantener el complemento específico para cuatro altos funcionarios frente a cuatro sentencias firmes que ya lo anularon.

Un millón más para subvenciones

En la misma sesión se aprobó incrementar en casi un millón, en 946.000 euros, el plan estratégico de subvenciones 2022-2023, que garantizará ayudas para 70 equipos y deportistas del municipio. Además, incluye 245.000 euros para 12 ong, 100.000 para colectivos vecinales y comisiones de fiestas y 50.500 euros para asociaciones culturales. Una próxima modificación presupuestaria permitirá liberar estas partidas.

También se aprobó la declaración de extraordinaria y urgente necesidad pública y de interés social la construcción de un Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) en el Lomo de Maspalomas para poder ceder el suelo al Gobierno canario. Y por unanimidad salió adelante una moción en la que el pleno insta a Costas a que redacte un proyecto nuevo y licite otra vez el arreglo del paseo de San Agustín. La adjudicataria resolvió el contrato.