El alcalde de Guía, Pedro Rodríguez, junto a José María Martín y Naira de Lerma, en el balcón recién restaurado. / C7

El balcón de la Casa de Los Quintana de Guía luce totalmente restaurado

Data del siglo XVI, de estilo canario-mudéjar, y forma parte de uno de los edificios más emblemáticos del Conjunto Histórico de Santa María de Guía

CANARIAS7 Guía

El balcón de la Casa de Los Quintana, uno de los edificios más emblemáticos del Conjunto Histórico de Santa María de Guía, luce desde este martes totalmente restaurado tras varios meses cubierto para la ejecución de los trabajos de rehabilitación y conservación que se han ejecutado en el mismo.

Este inmueble, situado junto a la Plaza Grande, data del siglo XVI y en él destaca sobre todo su fachada al estilo tradicional del frontis grancanario y su balcón de estilo canario-mudéjar de madera ahora ya en perfectas condiciones.

En palabras del alcalde, Pedro Rodríguez, « Guía no se entiende sin este balcón, es uno de los elementos más simbólicos que tiene nuestra ciudad, forma parte de nuestra identidad y hoy vuelve a latir con su viejo corazón de madera», señaló.

Rodríguez recordando «cuántas generaciones se han asomado a él para ver bullir la vida en las plazas y cuántas vidas transcurridas ante su noble presencia», subrayó.

El primer edil guiense destacó asimismo la colaboración de los actuales propietarios «porque sin su predisposición, esta imagen que hoy ya disfrutamos, nunca hubiera sido posible», indicó.

Proyecto de restauración

El proyecto de restauración de su estructura se ha realizado conservando sus elementos constructivos originales en el mayor grado posible y la fachada de la vivienda intacta.

El ámbito de trabajo de este proyecto, redactado por el estudio Atelier Zaguán, con José María Martín como director del mismo; Naira de Lerma como restauradora y ejecutado por la empresa Construcciones Rodríguez Luján, s e ha limitado a la superficie que ocupa el balcón y a los elementos tanto constructivos, como estructurales y decorativos que forman parte de éste.

Su rehabilitación no ha supuesto una alteración del volumen, de la superficie construida ni del uso edificatorio existente, sólo se ha actuado en la conservación, restauración y mantenimiento del balcón siendo fiel a la estética de la arquitectura tradicional canaria y respetando, en el mayor grado posible, los materiales originales.