Imagen de archivo de un pleno municipal del Ayuntamiento de Gáldar. / C7

El Ayuntamiento de Gáldar calcula bajar a 5 millones la deuda municipal

En la sesión plenaria de marzo se dio cuenta de la liquidación de presupuesto municipal de 2021 y del marco presupuestario 2023- 2025

Patricia Vidanes Sánchez
PATRICIA VIDANES SÁNCHEZ Gáldar

La concejala de Hacienda, Valeria Guerra, anunció en el último pleno celebrado en el Ayuntamiento de Gáldar que el ejercicio 2021 se liquidó con unos ingresos de 37.293.119 euros, siendo el gran objetivo del grupo de gobierno fijar la deuda municipal en 5 millones de euros para el año 2025. Además, en la sesión plenaria que sirvió para la sesión plenaria ordinaria de marzo, en la que se dio cuenta de la liquidación del presupuesto municipal de 2021, y del marco presupuestario 2023- 2025, el alcalde Teodoro Sosa señaló que «es más importante la liquidación, que el presupuesto, cómo hemos cerrado el año 2021».

«Hay un trabajo constante y continuo, se puede gastar hasta un límite», dijo Sosa. «Todos los años estamos gastando menos de lo que ingresamos», lo que ha permitido «resistir» en años difíciles, afirmó el alcalde. Con un resultado positivo de casi 3 millones de euros y sin subir impuestos, resaltó. A lo que se suma que el plan de ajuste municipal «se ha quitado». Al año se está saldando de la deuda global en 1,5 millones de euros, y de los «32 millones de euros famosos estamos en 13 millones, y cuando termine este año, en torno a los 11 millones», lo que supone una bajada este año de 2 millones.

Así, con esta cuentas, «en un mandato más estará limpio» el Ayuntamiento de Gáldar, en palabras del alcalde. Hay «una deuda pactada», «no hace falta descapitalizar este Ayuntamiento», cumpliendo todos los parámetros de posibles auditorías. «Cerrar los números sin subir impuesto, con obras, con servicios, cobrando los trabajadores municipales sobre el día 25 de cada mes, pagando a proveedores, la deuda... es para estar orgullosos todos», con una tranquilidad absoluta, sentenció Sosa, de que la estabilidad presupuestaria del Ayuntamiento es por fin una realidad.