Vista de los terrenos en los que se construirá el parque marítimo proyectado por el Ayuntamiento. / Arcadio Suárez

Arinaga contará con un parque marítimo con láminas de agua salada para bañarse

Risco Verde está llamado a ser el nuevo polo de atracción de la costa del sureste. Agüimes ultima el proyecto para la trasera de los hornos del cal

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Agüimes

La costa de Agüimes disfrutará de un parque marítimo similar, o del estilo, de los que ya funcionan en Santa Cruz de Tenerife, en la trasera del Auditorio Adán Martín, o en Puerto de la Cruz, obra este último de César Manrique. Esa es al menos la idea del gobierno que preside Óscar Hernández, que pretende ubicar esa infraestructura en una parcela de 34.346 metros cuadrados situada detrás del Museo de la Cal, en la zona conocida como Risco Verde, en el extremo norte de Playa de Arinaga.

«Será la actuación más importante en toda la cuenca del sureste de Gran Canaria», señala el alcalde, quien recuerda que en el Plan General de Ordenación (PGO) toda esa pieza de suelo está prevista para parque o espacio libre. El proyecto aún está muy verde, pero los técnicos municipales ya han empezado a elaborar el anteproyecto para los pliegos. El presupuesto municipal este año 2021 reserva una partida de 180.000 euros para adjudicar solo la redacción del proyecto. La obra en sí exigirá una inversión mayor. Aún es pronto, pero Óscar Hernández estima que podrá rondar los siete u ocho millones.

Su ejecución implicará bajar el nivel actual de ese terreno para diseñar una gran área de ocio con tres partes diferenciadas, la zona de las láminas o piscinas naturales, que serán alimentadas directamente con agua de mar, una zona de parque propiamente dicha y otra de juegos. El recinto dispondrá también de servicios de restauración y balneario.

La intención del Ayuntamiento, según el edil de Obras, Efraín González, es que la redacción del proyecto salga a concurso después del verano, de tal manera que para principios o mediados del año que viene Agüimes pueda disponer ya de la propuesta técnica del parque marítimo. «Lo que queremos es que al menos las obras puedan empezar en este mandato», apunta Hernández.

Mientras tanto, el atractivo que ya de por sí despertaba Risco Verde se ha visto reforzado desde el pasado fin de semana con la apertura de la obra de rehabilitación del muelle viejo, que ha permitido recuperar como zona de baño una infraestructura icónica, de gran valor histórico y etnográfico, que, sin embargo, estaba abandonada.

Pleno municipal

Por otra parte, este lunes se celebró el pleno del mes de mayo y el Ayuntamiento aprobó un reconocimiento extrajudicial de crédito por valor de 67.850 euros para hacer frente a 34 facturas por servicios prestados por proveedores pero correspondientes a ejercicios anteriores al actual. Los gastos oscilan entre uno de apenas 90 euros a otro de 17.696 euros, que es el más caro, por un servicio de limpieza de edificios públicos.

La antigua Casa del Médico, en el casco de Agüimes. / Arcadio suárez

También en la sesión de este lunes el pleno aprobó desafectar la Casa del Médico, ubicado en un solar que el Cabildo obtuvo en 1964 para construir un centro sanitario con vivienda para el médico y que en 1975 cedió al Ayuntamiento. El edificio, de 448 metros cuadrados, albergó en los últimos años el Hogar Infantil. Ahora está en desuso. Al desafectarlo, el dominio público pasa a ser de carácter patrimonial, paso previo para su cesión a la Asociación La Salle.