José Juan Herrera Martel, concejal de Obras y acusado, su abogado Raúl MIranda y Yaiza Sotorrío, denunciante y supuesta víctima. / javier melián / acfi press

Yaiza Sotorrío: «En el trabajo, decía que estaba muy buena y me miraba el escote»

Por la incomparencia de un perito, la magistrada suspendió el juicio por un presunto delito de acoso sexual continuado contra el edil José Juan Herrera, que no pudo declarar, sí lo hizo la denunciante. La Fiscalía pide cinco meses de cárcel, la prohibición de comunicarse con la extrabajadora durante dos años y la inhabilitación por un año

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Por inasistencia de uno de los tres peritos, la magistrada titular del Juzgado de lo Penal suspendió hasta el 15 de junio la celebración del juicio oral contra el concejal capitalino José Juan Herrera Martel por un supuesto delito continuado de acoso sexual, que no puedo declarar. En cambio, sí lo hizo Yaiza Sotorrío, presunta víctima, y cuatro testigos, entre ellos el alcalde Juan Jiménez, tres concejales y otra mujer que contó que también le enviaba mensajes el edil del Ayuntamiento de la capital.

Para escuchar la versión de Herrera Martel y el testimonio de los tres peritos, de los cuales el de la acusación no compareció y al que la magistrada Alicia María Buendía impuso una multa de 600 euros, habrá que esperar al próximo 15 junio, a las 9.00 horas.

La extrabajadora municipal Yaiza Sotorrío Espinel interpuso la querella criminal el 17 de julio de 2020 por el supuesto delito continuado que tuvo lugar entre enero de 2018 y septiembre de 2019, cuando trabajada de cargo de confianza del mismo partido que el edil.

Sotorrío confirmó en el juicio que el edil le mandaba numerosos mensajes y que «me miraba mucho el escote, bromeaba en el trabajo con cómo me vestía, con que estaba buena». También aseguró que sintió miedo y que se sintió muy incómoda a nivel laboral: «Fue terriblemente desagradable» y que incluso tuvo que ser atendida por una crisis de ansiedad en el centro de salud.

José Juan Herrera Martel, con Yaiza Sotorrio al fondo, sentada. / javier melián / acfi press

Para el fiscal, Herrera Martel, «aún siendo conocedor de las constantes negativas, generando con ello una grave situación de ansiedad a la víctima», envió mensajes a Sotorrío que evidencian «claras propuestas sexuales». Entre estos mensajes enviados por facebook, destacan: «Yo querría hacer el amor en el despacho», «te lo hará y tú vas a acceder», «no me voy del Ayuntamiento sin derretir tu hielo en mi despacho», «me correría dentro» o «podría follarte en el despacho».

Las respuestas de la denunciante siempre fueron a las propuesas «una tras otra, de forma tajante, rechazadas». La Fiscalía pide para el concejal cinco meses de prisión, la prohibición de comunicarse con la extrabajadora por cualquier medio por un período de dos años y la inhabilitación para empleo y cargo público por un período de un año. Por último, solicita una indemnización de 3.000 euros por los presuntos daños morales ocasionados a esta mujer.