Yaiza Sotorrío Espinel, querellante y presunta víctima de acoso sexual, entra ayer a declarar ante la jueza. / JAVIER MELIÁN / ACFI PRESS

Yaiza Sotorrío: «Espero más respeto por las mujeres y menos lenguaje y trato machista»

La presunta víctima de acoso sexual por parte de un concejal capitalino pidió cambios sociales antes de declarar ayer ante la jueza

CATALINA GARCÍA puerto del rosario.

Antes de declarar ante la jueza, Yaiza Sotorrío Espinel, supuesta víctima de acoso sexual, habló ayer sobre la querella criminal, pero también aprovechó para solicitar respeto de la sociedad hacia las mujeres y el cese del lenguaje y el trato machistas.

Antes que la querellante, los testigos Mayra Marichal y Manuel Travieso, concejales respectivamente de Asamblea Municipales de Fuerteventura (AMF) y Agrupación de Electores Puerto del Rosario, pasaron por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 en calidad de testigos de la exasesora municipal. El próximo 6 de noviembre están citados el presunto autor, José Juan Herrera Martel, concejal de Obras Públicas del Ayuntamiento capitalino, y el alcalde Juan Jiménez, en calidad de supuesto colaborador que optó por despedirla cuando lo puso al corriente del supuesto delito.

La excargo de confianza de Agrupación de Electores Puerto del Rosario, el mismo partido que Herrera Martel, se mostró satisfecha de poder comparecer ante la jueza en esta fase de diligencias previas. «Por fin puedo hablar. Ya me van a escuchar, que es lo que quiero, y que luego la Justicia decida».

El alcalde y el concejal de Obras Públicas están citados el 6 de noviembre en calidad de investigados

Sotorrío aseguró además ayer que cree que «estoy haciendo lo correcto y eso es lo importante», aunque reconoció que ha pasado «momentos malos, sobre todo por la familia y los comentarios» desde que interpuso la querella criminal el pasado 17 de julio, después de que el alcalde firmara su cese. Sobre ese juicio paralelo de la sociedad que «no ha sido justo», confirmó que «bueno, contaba con ello», pero que da a entender que la sociedad «todavía tiene pendiente una serie de cosas como el lenguaje machista, Todavía hay mucho trabajo por hacer».

Por eso, con su querella contra el concejal capitalino por presunto acoso sexual, la exasesora municipal confía que sirva para que «cambie la sociedad, el lenguaje machista y las maneras, que realmente se dé una igualdad y un respeto. Yo sólo pido eso: que se respete». En este sentido, recalcó que lo más duro de todo este proceso es «enfrentarte a una sociedad a la que le cuesta trabajar y cambiar cosas, más ver a mi familia mal».

Apoyo del ICI

«No», respondió sobre si algún concejal del Ayuntamiento de Puerto del Rosario la había apoyado o llamado desde que denunció el supuesto acoso sexual. Todo lo contrario que el Instituto Canario de Igualdad (ICI), «que me está atendiendo».

Antes que Yaiza Sotorrío, entró a declarar ayer Mayra Marichal, concejala de AMF, que no hizo ningún comentario; y Manuel Travieso, edil de la Agrupación de Electores Puerto del Rosario, que corroboró que «me han llamado a declarar en calidad de testigo y así lo haré, testificaré».

A estos dos ediles, Sotorrío contó el presunto acoso sexual de José Juan Herrera Martel. También se lo comunicó al alcalde Juan Jiménez que, según ella, optó por cesarla argumentado que, de lo contrario, ponía en peligro el pacto de gobierno a cinco bandas del Ayuntamiento capitalino. La querella criminal la presentó el 17 de julio y fue admitida a trámite el 31 del mismo mes.

Como recordó ayer la extrabajadora, el ICI la apoyó desde el primer momento, enviando su directora Kika Fumero una carta al alcalde donde le instaba a quitar las competencias al concejal ahora investigado y poner en marcha el protocolo contra la violencia de género. A la misma petición se sumaron en el pleno de julio el Partido Popular, haciéndose eco de las recomendaciones del ICI y en el de esta misma semana Coalición Canaria (CC), pero inútilmente.