Instalación de la nueva línea a 132 kilovoltios en Antigua, antes de la paralización judicial en 2018 que ratificó el Tribunal Supremo en 2019. / javier melián / acfi press

Lloret ofrece la «cooperación total» del Cabildo para la nueva línea eléctrica

La avería de doce horas en la red de transporte, que dejó sin luz a Gran Tarajal y Jandía, evidencia «las vulnerabilidades» del sistema eléctrico majorero. La Corporación pone dos condicionantes a retomar el tramo Puerto del Rosario-Gran Tarajal: el cambio de ubicación de la subestación de La Fuentita; y un nuevo trazado de «ejecución rápida» por la Zepa de Antigua

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

La avería de la línea de transporte a 66 kilovoltios, que afectó Gran Tarajal y toda Jandía durante doce horas la noche del sábado, saca a la luz «las vulnerabilidades de nuestro sistema eléctrico», afirma el presidente Sergio Lloret. El Cabildo está «dispuesto a acercar posturas» con Red Eléctrica de España para que la nueva línea a 132 kilovoltios Puerto del Rosario-Gran Tarajal -que está paralizada por sentencia judicial desde junio de 2018- «salga cuanto antes, pero con los condicionantes medioambientales expresados por la ciudadanía» para esta infraestructura que tendrá una vida útil de unos 50 o 75 años.

El primer mandatario majorero detalla que se reunió con Red Eléctrica hace unos meses y dejó claro que «a los ayuntamientos y a la Corporación se la debe escuchar puesto que creemos que debe tramitarse a través de los proyectos de interés insular que recoge la Ley del Suelo de Canarias «. Mediante este mecanismo, «cuanto antes se puede dar viabilidad a esta nueva línea de transporte a 132 kilovoltios en el tramo entre la capital y Gran Tarajal».

A lo que añade que el Cabildo ofrece «cooperación total» con el expediente impulsado por Red Eléctrica y la Consejería de Industria del Gobierno de Canarias, sobre todo a la vista del corte de fluido eléctrico del fin de semana «que así nos demuestras que una línea de doble circuito reduce la probabilidad de averías». Lloret aseguró que por supuesto afectó a la señal de móvil y que los grupos electrógenos de los hoteles del sur se fueron quedando sin reservas durante la noche.

«Alternativas de ejecución rápida por la Zepa»

Desde el Cabildos se plantea a la empresa como condicionante un cambio de ubicación de la subestación del sur, desde el enclave previsto en La Fuentita a las zonas industriales. El presidente también adelanta que otro de los condicionantes es el trazado de las torretas a 132 kilovoltios por la Zepa que atraviesa Antigua, Agua de Bueyes y Tiscamanita, «para el que existen alternativas de ejecución rápida de la línea sin generar alarma social y daños medioambientales».