José Luis Rodríguez Cubas, en el hall del Hospital General de Fuerteventura. / JAVIER MELIÁN / ACFI PRESS

José Luis Rodríguez Cubas: «El ritmo de vacunación diaria es de unas 180 dosis»

El gerente de Servicios Sanitarios de Fuerteventura avisa de que todavía no se han calibrado bien las consecuencias de los desmanes de las fiestas navideñas

CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario.

Pese al aumento de casos de los últimos días, el gerente de Servicios Sanitarios de Fuerteventura asegura que la situación epidemiológica de la isla es estable.

- Fuerteventura pasa a nivel 2 por el número de contagios. ¿Era algo previsible a la vista de los desmanes de estas fiestas?

-En efecto, desde Fin de Año, los casos se concretan hoy {por el jueves} en una incidencia acumulada de 111,22 , la segunda más elevada de toda la Comunidad autónoma tras Lanzarote y que nos coloca en semáforo amarillo. No obstante, todavía aún no hemos calibrado bien las consecuencias de los actos de irresponsabilidad que hemos podido presenciar en algún sector de la ciudadanía durante el período navideño. Todavía es esperable que los indicadores puedan variar de forma desfavorable en los próximos días y semanas.

- Además de médico y gerente de Servicios Sanitarios de Fuerteventura, forma parte usted del gabinete técnico del Cabildo frente a la covid-19. ¿Qué lectura puede hacer de la evolución de los casos desde el inicio de la pandemia en la isla?

-El Cabildo y la gerencia de Servicios Sanitarios no comparten competencias. Ello no quiere decir que cuando desde la institución se nos ha pedido asesoramiento técnico en diferentes situaciones siempre hemos estado allí, particularmente en las activaciones del Plan Insular de Emergencias donde la coordinación institucional es imprescindible, teniendo en cuenta además que la pandemia por la covid-19 es un ejemplo típico de la necesaria coparticipación para la resolución de un problema de salud, en este caso, una emergencia internacional, donde el sistema sanitario por sí solo, tiene una influencia limitada, si no se hace participe a la ciudadanía y a las instituciones que de ella derivan. En cuanto a la evolución de la pandemia en el área de Salud de Fuerteventura, y según los indicadores al uso, hemos dado prácticamente una vuelta entera al calendario anual y en todo momento hemos tenido una situación epidemiológica estable. Aún ahora, que estamos observando nuestros picos de incidencia más altos de todo el período, aspectos cruciales como la ocupación hospitalaria por casos covid, tanto convencional como en cuidados intensivos, es muy limitada. Ello obedece al ingente trabajo que se esta realizando desde toda la estructura de detección y seguimiento de la covid-19 del área de Salud y que hace valer la máxima de que tanto o más importante es evitar que los pacientes lleguen al Hospital mediante una detección y seguimiento adecuados, como tener una suficiente provisión de camas de UCI, al menos para nuestra población.

-En el marco regional, ¿Fuerteventura aprueba en la evolución de la pandemia, a pesar de estar en nivel 2?

-No sólo aprueba, el trabajo realizado en Fuerteventura puntúa en rango de excelencia. Los profesionales sanitarios, las instituciones insulares y locales y la ciudadanía han comprendido lo que significa convivir con esta situación sobrevenida de forma tan brusca e imprevista y todos hemos de felicitarnos. Lástima que la irresponsabilidad de algunos ciudadanos haya derivado en estos momentos de inestabilidad actual que, aún estando muy localizados, nos hacen estar en alerta ante lo que pueda sobrevenir en estas próximas semanas.

-¿Cómo ha respondido el Hospital ante la crisis? ¿Necesita nuevas camas de la UCI, como reclama CC, o las ocho que existen han resultado suficientes?

-No sólo el Hospital, toda la estructura funcional de la gerencia, tanto en Atención Primaria como Hospitalaria, ha sufrido un transformación enorme en un período muy breve de tiempo para adaptarse a las necesidades derivadas de la pandemia. Gracias al esfuerzo de los profesionales, se han creado unas estructuras estables de detección y seguimiento de casos covid, tanto en el Hospital como en las distintas Zonas Básicas de Salud de carácter multiprofesional (incluso con apoyo de personal militar) que han dado cumplida respuesta a todas las situaciones que se han presentado por grande que fuera su dificultad. Paralelamente, el resto de los profesionales sanitarios también han contribuido adaptando su actividad asistencial según el momento epidemiológico. De este modo, se ha generado una cadena de transmisión que es la razón última de que Fuerteventura mantenga un entorno epidemiológico envidiable. En lo referente a las necesidades de camas de cuidados intensivos, la disposición actual de ocho camas ha dado sobrada respuesta a la demanda generada, pues, como comente con anterioridad, esta ocupación siempre ha sido limitada. No obstante, con mirada de previsión, se está trabajando en estos momentos para proveer tres nuevas camas de UCI que proporcionen todavía mayor disponibilidad. Más importante aún es la entrega anticipada de las nuevas plantas de hospitalización convencional, que ya se encuentran finalizadas, y pendiente de los tramites necesarios para proceder a su ocupación y posterior habilitación, que esperamos se produzca en febrero, y que nos darán respuesta definitiva a las necesidades de camas de hospitalización demandadas desde hace tiempo.

- ¿Para cuándo una Fuerteventura casi cien por cien vacunada?

-En el momento actual de la fase 1 del cronograma de vacunación que Fuerteventura, junto con La Gomera, comenzó de forma anticipada, se han administrado un total de 1.231 vacunas . Esta primera fase va dirigida a residentes de centros sociosanitarios de larga estancia y los profesionales que los atienden, profesionales sanitarios y personas en situación de gran dependencia que viven en sus domicilios junto con sus cuidadores, tal como marcan las directrices ministeriales. En el momento actual, el ritmo de vacunación diario es aproximadamente de unas 180 dosis, pero esto irá incrementándose a medidas que la vacunación vaya dirigiéndose a grupos de población mas numerosos. La logística de la vacunación (cadena de frío, necesidad de dos dosis, incorporación de nuevas vacunas) hace muy difícil predecir cuándo podremos llegar a una cobertura aceptable de población que nos confiera un nivel de protección comunitario frente a la covid (establecida a priori en un 70% ), pero en el seno de la Consejería de Sanidad se ha creado un grupo de trabajo que se esfuerza de forma constante adaptando el cronograma bajo la premisa de mantener la maquinaria de vacunación funcionando en todo momento, con objeto de acortar al máximo este plazo y con las dificultades que supone llevar a cabo esta logística de forma homogénea en un territorio fragmentado como el nuestro.

- Son las preguntas del millón: ¿cuándo entra en funcionamiento el búnker oncológico, con material y personal; y lo mismo en el caso de la unidad de hemodinámica?

- En efecto, hay vida más allá de la covid-19, y estos asuntos no han caído en el olvido. La infraestructura del búnker esta terminada y se entregara previsiblemente junto con el resto de la obra, salvo la entrega anticipada de los nuevos modelos de hospitalización, en el próximo mes de abril. El equipamiento necesario, esto es, el acelerador lineal, está en fase de corrección final de las características técnicas del pliego, después de lo cual quedará listo para su licitación, lo cual se pretende realizar de forma centralizada desde el servicio junto con las necesidades de otras áreas de Salud. Teniendo en cuenta los tiempos medios de estos tipos de procedimientos de contratación, más las necesidades de personal especializado asociados podíamos estar hablando de finales de este año 2021, siempre que las circunstancias epidemiológicas no se vuelvan muy adversas. La unidad de hemodinámica se encuentra en fase más preliminar, pues ya se dispone del proyecto final de la infraestructura dispuesto para su licitación desde que tenga asignación presupuestaria. Posteriormente, habría que adquirir el equipamiento y disponer los necesidades de personal, con lo que esta prestación se diferirá aun algo mas en el tiempo. Ambas prestaciones son de enorme valor para la ciudadania de Fuerteventura y estaremos muy pendientes de acelerar todos los plazos para que se hagan realidad en el menor tiempo posible.

- El Hospital General de FUE arrastra la carencia de especialistas médicos. ¿Cuáles son las últimas incorporaciones y cuáles son las especialidades que requieren refuerzo?

- Bueno, la situación ha cambiado diametralmente. De forma paradójica, tanto médicos de Atención Primaria como médicos especialistas hospitalarios, atraídos por el ambiente epidemiológico de la isla, han decidido prestar sus servicios con nosotros y de esta forma a lo largo de este año pandémico se han incorporado médicos de familia, pediatras de Atención Primaria, médicos de urgencias hospitalarias, anestesistas, cardiólogos, rehabilitadores, endocrinólogos, traumatólogos, neumólogos, neurólogos, etc, que han dado respuesta a servicios o unidades tradicionalmente deficitarios. Es cierto, no obstante, que hay determinadas especialidades que es difícil consolidar en nuestra área de Salud, en particular, las más directamente relacionadas con el entorno de la covid-10 avanzado, como intensivistas, microbiología, psiquiatría o psicología, técnicos de salud, pero no dejamos de hacer ofertas activas a través de las sociedades científicas o profesionales.

- ¿Cree usted que es necesario el Centro de Atención Especializada (CAE), el llamado hospital del sur?- Es indudable que es necesario acercar el soporte especializado hospitalario al sur de la isla. Las particularidades orográficas de nuestra isla precisan de un recurso que favorezca la accesibilidad de los usuarios sin que ello conlleve un sobrado kilometraje. La dimensión de esta infraestructura está ahora siendo estudiada por el equipo de la Consejería de Sanidad conjuntamente con esta gerencia y de ahí se concretara el dispositivo final que debe ser adaptando a las necesidades de la población residente y con una cartera de servicios eficiente. Elementos clave en las estructuras sanitarias actuales como los hospitales de día, la hospitalización a domicilio o la cirugía mayor ambulatoria precisan de estructuras de este tipo, pues facilitan actuaciones complejas en entornos comunitarios evitando hospitalizaciones innecesarias. Del mismo modo, es necesario trasladar el nivel de atención urgente avanzado a la zona sur de la isla. Es estrictamente necesario evolucionar el Punto de Atención a las Urgencias de Gran Tarajal hacia el recurso para el que fue diseñado originalmente por el PLUSCAN (Plan de Urgencias Canario) , es decir, transformarlo en un CEAU (Centro Especializado de Atención a las Urgencias) que aumente las prestaciones en materia de urgencias y emergencias en el sur de la isla. En todo ello trabajaremos este ejercicio.

- ¿Y cuáles son las prioridades en Atención Primaria?

- Si algo hemos aprendido de la pandemia es la necesidad de reforzar los equipos de Atención Primaria, pues al final, es el nivel asistencial al que más se le pide y menos se le concede. Hay que generar inversión en este nivel, pues el beneficio es para todo el sistema, pues permite que en el Hospital se concentre sólo lo estrictamente necesario. Este ejercicio ya se han reforzado los centros de salud y consultorios locales con nuevos profesionales, pero muy en relación con las estructuras de la covid-19. Ahora toca trasladar ese refuerzo de forma estructural para rescatar y evolucionar la atención a los problemas de salud más prominentes en nuestra ciudadanía que, aunque nunca se han descuidado, precisan de un impulso que permita salir de la inercia marcada por la pandemia. Igualmente, hemos de acometer reformas y nuevas prestaciones de infraestructuras en determinados centros y dispositivos que ya requieren de ello, particularmente en los municipios de La Oliva, Betancuria y Tuineje, o el impulso definitivo del consultorio local de Caleta de Fuste. De todo ello tenemos ya la propuesta de plan de infraestructuras presentada y priorizada para el próximo quinquenio y estamos estudiando los planes funcionales con los organismos centrales del servicio.

- El Hospital majorero sacó notable en la encuesta de satisfacción de los pacientes. ¿A qué servicios dieron mejor nota?

- Según la encuesta de satisfacción de atención hospitalaria de 2019, los servicios médicos más valorados por los pacientes fueron Neonatología, Cardiología, Pediatría, Cirugía Torácica y Cuidados Paliativos.

- Es la segunda vez que usted ostenta el cargo de gerente de Servicios Sanitarios de Fuerteventura. ¿Qué aprendió de la primera etapa que puede aplicar en esta segunda, partiendo de que la segunda está marcada por la pandemia?

- Pues que los estilos de trabajo conciliadores, participativos, basados en la toma conjunta de decisiones y que fomentan la autonomía de gestión de los profesionales son los más proclives al logro de los objetivos planteados y aumentan la satisfacción de los profesionales. Y que la integración de los distintos niveles de atención (hospitalaria, primaria, urgencias), la coordinación sociosanitaria y la participación de las instituciones y de la ciudadania constituye la piedra angular para la resolución de los problemas de salud de las personas. Esto es válido para siempre, haya o no pandemia.

- Para finalizar, dígame por favor las recomendaciones sanitarias más imprescindibles para la ciudadania.

- Tenemos que hacer un esfuerzo conjunto entre todos para pasar pagina. Nosotros, como sistema sanitario, sólo podemos dar respuesta como mucho al 30% de los problemas de salud de las personas. Factores como pobreza, características del domicilio, empleo, nivel educativo, capacidad adquisitiva, son determinantes mayores de salud y tanto para la pandemia que asola al mundo como para el resto de los problemas de salud tenemos que empezar por ahí. De ahí que gobernanza e instituciones tengan muchos que decir ahora y en el después que se avecina difícil. Para la ciudadanía, incluso para aquellos que promulgan el escepticismo, que piensen en sus íntimos y allegados más que en sí mismos, pues estos verán las consecuencias de lo que hagamos, para bien o para mal. Y no olvidar el estribillo: distancia, higiene de manos y mascarilla. Y cuando toque......vacuna.