La maquinaria empieza los primeros movimientos de tierra por la zona de la Mareta, cerca del aeropuerto. / JAVIER MELIÁN / ACFI PRESS

La obra de la autovía aeropuerto-La Caldereta crea cerca de 200 empleos

Sebastián Fránquiz, consejero de Obras Públicas del Gobierno, y el presidente Blas Acosta firmaron ayer el acta de replanteo de la obra donde se invierten 92 millones en cinco años

CATALINA GARCÍA puerto del rosario.

Con la firma del acta de replanteo en la zona de la Mareta, comenzó ayer la obra del nuevo tramo de la autovía que enlaza La Caldereta con Puerto del Rosario y el aeropuerto y que supone una inyección económica de 92.098.903 euros, con un plazo de ejecución de 54 meses. La Unión Temporal de Empresas (UTE) Obras con Huarte Lain-Construcciones Rodríguez Ramírez- Satocan ejecuta el proyecto que da empleo a casi 200 personas.

El proyecto del nuevo tramo del también llamado eje viario norte-sur hasta el aeropuerto consiste en una autovía de 17,5 kilómetros, con cinco enlaces (La Caldereta, Guisguey, Puerto del Rosario norte, Playa Blanca y el aeropuerto), con calzadas separadas de dos carriles por sentido, arcenes exteriores de 2,5 metros e interiores de un metro. Este trazado conecta el enlace que une La Caldereta y Corralejo, por lo que la conexión entre el norte de Fuerteventura y el aeropuerto de la isla quedará definida por una vía rápida de cuatro carriles cuando finalicen los trabajos.

  • Inversión En 2020, seis millones de euros; para 2021, 18 millones; para 2022 y 2023, 23 millones en cada año; y para 2024, 22 millones.

  • Plazos La UTE OHL-Cororasa-Satocan espera recortar la ejecución la carretera de 54 a 40 meses.

  • Materiales La obra requiere 65.000 metros cúbicos de hormigón y 1,3 en desmontes.

Además, gracias a esta variante, se va a poder duplicar la capacidad de la circunvalación a Puerto del Rosario o la FV-3, lo cual contribuye a disminuir significativamente la siniestralidad en las vías interurbanas de esa isla, a incrementar la fluidez de la circulación y a reducir la incidencia acústica en el entorno, según la Consejería de Obras Públicas del Gobierno canario.

Tras modificar el proyecto inicial para incluir los 17 condicionantes para la aprobación de la declaración de impacto ambiental, el nuevo tramos respetará el enclave arqueológico del barranco de Tinojay, además de alejarse de las zonas de avistamiento de hubaras.

Apertura por tramos

La obra tiene previsto ejecutar el presupuesto asignado con las siguientes anualidades: para el año 2020, 6 millones de euros; para 2021, 18 millones; para 2022 y 2023, 23 millones de euros en cada año; y para 2024, 22.098.903 euros.

Una de las zonas donde se inician las obras es en el kilómetro cero de la nueva autovía, junto a la carretera de acceso al aeropuerto (FV-2), en el tramo que llega hasta la zona del Barranco Río Cabras. Aquí, donde se iniciaron los trabajos ayer mismo, se están realizando trabajos de desbroce y acopio de tierra vegetal para proceder luego a aplanar la zona, a los trabajos de excavación en desmonte.

Otro punto de trabajo se sitúa junto a la margen izquierda de la actual circunvalación de Puerto del Rosario (FV-3) donde en las próximas semanas se comenzará a excavar para la ampliación de los dos carriles a actuales a cuatro. El tercer punto donde van a empezar los trabajos en los próximos días es en el futuro enlace de Guisguey, junto a la carretera FV-214. Aquí se comenzarán a realizar los desvíos provisionales de esta misma carretera para preparar el terreno donde se ubicará un paso elevado, según detalla Obras Públicas.

Por la forma del trazado de esta nueva autovía los técnicos de la Consejería aseguran que la vía se podrá ir abriendo por tramos a medida que se vayan acabando para ser puestos en servicio mientras se finalizan los siguientes, permitiendo de esta forma el uso de la autovía para descongestionar otras carreteras de la isla.

La obra en metros cúbicos

Esta obra maneja unos números que la Consejería de Obras Públicas resume en los siguientes índices: se van a emplear 65.000 metros cúbicos de hormigón, 1.360.000 metros cúbicos en desmontes de tierras, 1.225.000 metros cúbicos en desmontes en roca, y 52 kilómetros de barreras de protección, además se van a plantar 1.150 palmeras y 30.000 unidades de plantas y matorrales autóctonos.

El consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, Sebastián Fránquiz, calificó ayer esta obra de «fundamental para el desarrollo económico de Fuerteventura» y la más importante en lo tocante a inversión en 2020 por nuestra consejería en las islas».

u

u

u