La Audiencia Provincial ratifica la condena de dos exalcaldes de Tuineje

Sobre Delgado y Báez pesan penas de cárcel e inhabilitación

Catalina García
CATALINA GARCÍA

La Audiencia Provincial ha ratificado la condena de un año y nueve meses de cárcel y ocho años de inhabilitación para el exalcalde de Tuineje, Salvador Delgado, que dimitió de su cargo por la sentencia en primera instancia en el Juzgado de lo Penal de Puerto del Rosario. El ya exprimer edil concedió en 2006 una licencia de primera ocupación en la zona industrial de El Cuchillete en contra de los informes jurídicos y técnicos y quitando las competencias a la entonces concejala de Urbanismo.

Diario de Fuerteventura pubIicó ayer la confirmación de la condena de Salvador Delgado (Coalición Canaria) y de otro exalcalde de Tuineje, Gonzalo Báez ( en el Partido Popular cuando se le condenó en primera instancia), sobre el que recaen ocho meses de prisión y ocho años de inhabilitación.

Los hechos probados revelan «las ilegalidades» cometidas en la urbanización induatrial de El Cuchillete según difunde Diario de Fuerteventura, que afloraron cuando, en diciembre de 2005, la empresa Praicsa solicitó la licencia de primera ocupación de las naves industriales construidas en dos parcelas del polígono, que habían sido autorizadas en junio del año anterior.

En 2006, el arquitecto técnico municipal emitió informes desfavorables a la concesión de la licencia porque se habían unido dos naves, reduciendo la anchura establecida en el plan parcial, lo que afectaba a los retranqueos, lo que tenía «difícil solución» para edificar y afectaba a una parcela de titularidad municipal, recoge Diario de Fuerteventura. También se había abierto una calle no prevista, no se había ejecutado el alumbrado y otro vial «no se había ejecutado conforme al proyecto de urbanización».

Sin embargo, el entonces alcalde Salvador Delgado, «con pleno conocimiento de que la obra ejecutada no se correspondía con la autorizada por la licencia municipal» y de que las obras de urbanización no habían sido recepcionadas y de las múltiples irregularidades cometidas, asumió las competencias de Urbanismo y concedió la licencia de primera ocupación solicitada de forma ilegal.