Borrar
Uno de los 28 supermercados de que tuvo el grupo Inpescasa. C7
Inpescasa se queda sin uno de «sus socios adecuados»

Inpescasa se queda sin uno de «sus socios adecuados»

Obituarios ·

La empresa se dedica a la venta de materiales de construcción, llegando incluso a Guinea, y creó una cadena de supermercados. Salvador Alvaro Villar, uno de sus fundadores y padre del exparlamentario Iñaki Alvaro Lavandera, falleció este jueves en Puerto del Rosario

Catalina García

Puerto del Rosario

Jueves, 21 de diciembre 2023, 16:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Inpescasa, que fue la primera conservera de pescado de Fuerteventura que funcionó en la segunda mitad del siglo XX en La Hondura, en Puerto del Rosario, devino en uno de los principales grupos económicos de la isla. Después de que la industria cerrara, Domingo de León, Emilio Soler, Ricardo de León, Eliseo Dorado y Salvador Alvaro se asociaron para reconvertir a Inpescasa en una firma que se dedicó a casi todo, desde venta de materiales de construcción y alimentación al por mayor hasta crear una cadena de 28 supermercados franquiciados y en propiedad, sin olvidar la explotación de un hotel en Corralejo.

Domingo de León, en una entrevista publicada en 2013 en Fuerteventura Magazine, lo reconocía: «se consigue alcanzar tanto éxito empresarial teniendo los socios adecuados». Uno de esos socios, Salvador -padre del exparlamentario Iñaki Alvaro Lavandera- se 'apeó' del proyecto este jueves.

Con la rama de venta de materiales de construcción, Inpescasa logró entrar en Guinea de la mano de otro grupo empresarial y familiar de Fuerteventura, Cororasa, a principios de esta centuria, cuando ya habían vendido a Hiperdino los supermercados situados en el hoy desaparecido centro comercial Aulaga de Puerto del Rosario, Antigua, Villaverde y otras localidades majoreras.

Inpescasa, que son las siglas de Industrias de la Pesca Canaria SA, se sumó pronto al negocio de la energía fotovoltaica con la instalación de placas solares en el techo de aquella primera conservera de pescado que tanto trabajo dio a los majoreros. Toda esta actividad empresarial se sostuvo y sostiene, como reconocía de León, «por los socios adecuados», entre ellos el empresario, padre y compañero fallecido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios