Graffiti que data de hace tres años en la presa de Barranco Viejo. / JAVIER MELIÁN / ACFI PRESS

Los graffitis no son para las paredes de las obras hidráulicas antiguas

La presa es uno de los ejemplos más singulares de la cultura del agua, junto con Río Cabras

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

En la presa de Barranco Viejo, en el municipio de Puerto del Rosario, luce un graffiti desde 2017, según puede leerse. Esta presa y su sistema de canalización, que llevaba el agua hasta Puerto del Rosario, es uno de los ejemplos más singulares del ingenio del majorero para sobrevivir en los años de sequía, junto con la también importante obra hidráulica de otro barranco capitalino: Río Cabras. Por muy declaración de amor sentida que sea, hay otros medios y redes sociales donde dejar constancia. En el municipio de La Oliva , entre Lajares y El Cotillo, la Casa de la Costilla también se usa como diana de los graffiteros sin pararse en su antigüedad.