Material de construcción y ventanas tapiadas en la Casa del Inglés. / javier melián / acfi press

Cemento y bloques en la Casa del Inglés

A las vallas y el cartel sobre la propiedad por herencia del padre, la familia González Arroyo añade otras obras en el BIC. Las dudas sobre quién es el dueño continúan

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Tras vallar y colocar un cartel sobre la propiedad del inmueble por herencia del padre, Ramón González Brito, sus hijos continúan las obras dentro de la Casa del Inglés, en La Oliva, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 2005. Esta semana, los huecos de algunas ventanas y puertas han aparecido tapiadas con cemento y bloques.

Domingo González Arroyo, en la Casa del Inglés esta semana. / javier Melián / acfi press

El propio Domingo González Arroyo, exalcalde, confirmó que la propiedad es de algunos de sus hermanos y no tuvo ningún problema en salir en la foto. Desde el Cabildo de Fuerteventura, se confirmó desde un primer momento que la compra de la casona se realizó bajo tutela judicial y a los propietarios registrales, mientras que el Ayuntamiento de La Oliva aseguró que la familia González Arroyo tiene licencia para vallar que data de 2001.