Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno canario, presidió la primera jornada. / Javier Melián / Acfi Press

25 arqueólogos arrojan luz sobre el origen de los primeros pobladores de Canarias

El Museo Arqueológico de Fuerteventura acoge la inauguración del taller internacional sobre arqueología de Canarias y norte de África. La séptima campaña de prospección en el taller romano de púrpura de la isla de Lobos, que cumple diez años de su descubrimiento, se iniciará en noviembre

Catalina García
CATALINA GARCÍA Betancuria

De dónde vienen los pobladores nativos de Canarias, cuándo arribaron, cómo llegaron y por qué son las preguntas a las que la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno busca respuestas durante tres días en el primer Taller Internacional sobre arqueología y patrimonio arqueológico de Canarias y el Norte de África. El Museo Arqueológico, en Betancuria, acogió la inauguración de estas jornadas que cuentan con la colaboración de la Consejería de Cultura del Cabildo majorero y en las que participan 25 especialistas.

La única certeza es que los pobladores prehispánicos proceden del norte de África, de ahí que este taller busque las respuestas en la arqueología y el patrimonio de esa zona y no sólo de Canarias. Las tribus africanas, confirma Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural, llegan en torno al cambio de era, se asientan en cada una de las islas y lo hacen, según la teoría más generalizada, por insurrecciones de las tribus amazigh (esto es, los pobladores originales del norte de África y sus descendientes) en contra de las romanización «frente a las que el Imperio Romano resuelve traer a los cabecillas a Canarias, lo que es una práctica habitual. Lo que no nos ponemos de acuerdo es en si eso es así o son viajes de fortuna que de forma casual llegan al archipiélago, en cómo se desarrolla el fenómeno del poblamiento».

El taller se trasladará a otras ubicaciones en Puerto del Rosario y El Castillo tras la jornada inaugural del jueves. / Javier Melián / acfi Press

Las jornadas se plantean en cuatro mesas de trabajo, cada una de diferente temática, cuyas conclusiones resultarán «fundamentales» para crear líneas de trabajo entre África y Canarias, subraya Perera. De esta forma, e l Gobierno de Canarias inicia un ejercicio de auto evaluación científica para afrontar propuestas de futuro en los territorios insulares e impulsar su materialización como un elemento clave en el desarrollo y la sostenibilidad de nuestro entorno a través de la participación y el diálogo.

Diez años del descubrimiento del taller romano

La conferencia inaugural corrió a cargo este jueves del catedrático y Premio Canarias de Patrimonio Histórico, Antonio Tejera, con una charla sobre 'Revivir el pasado y repensar el futuro: la arqueología canaria que conocí (entre 1970 y la actualidad)', una reflexión sobre sus más de cuarenta años dedicados a la arqueología.

Imagen de otras campañas en el yacimiento arqueológico del taller romano de elaboración de la púrpura, en la isla de Lobos. / Javier Melián / Acfi Press

Menos años, diez exactamente, se cumplen del descubrimiento del taller romano de púrpura en la isla de Lobos. María del Carmen del Arco, catedrática de Prehistoria de la Universidad de La Laguna y directora de las campañas de prospección, disertó sobre el estado actual de la investigación cuya séptima campaña de prospección se prevé acometer posiblemente el próximo mes de noviembre.

Los trabajos arqueológicos en el taller de púrpura de Lobos se pararon por la covid, pero las investigaciones en paralelo de los materiales encontrados en la playa de la Concha han seguido, dio fe la catedrática, en forma de tesis doctorales centradas en el análisis de la cerámica común, sobre todo vajilla de mesa, la fauna terrestre y la fauna marina, donde destacan lobos marinos, tortugas y rorcual común. También se han analizado los residuos violáceos adheridos a los instrumentos.

Aunque no se ha retomado la investigación arqueológica en el taller de Lobos, sin embargo sí se ha prospectado la costa de Fuerteventura en pos de la huella del Imperio Romano gracias a la colaboración de la fundación La Caixa. «Existen indicios de que habían otras áreas de producción y acopio fuera de Lobos», avanzó la catedrática María del Carmen del Arco en esta primera jornada del taller internacional.