Borrar
La calima hace de Las Palmas de Gran Canaria una ciudad fantasma. cober servicios audiovisuales

Canarias despedirá el año envuelta en calima

el tiempo ·

La Dirección General de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias ha dado por finalizada, este miércoles, la alerta por calima en todo el archipiélago, que queda, así, en situación de prealerta

Dánae Pérez

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 27 de diciembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El polvo en suspensión y el viento alteraron el paisaje de Canarias a lo largo de la jornada de ayer, martes 27 de diciembre, y lo seguirán haciendo este miércoles. De acuerdo con la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la calima intensa seguirá presente en las islas hoy, al igual que las rachas ocasionales muy fuertes de componente este, que afectarán, especialmente, a cumbres y medianías.

Si bien, la Dirección General de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias ha dado por finalizada, este miércoles, la alerta por calima en todo el archipiélago, que queda, así, en situación de prealerta.

Lo cierto es que el viento fue protagonista indiscutible de ayer martes, llevando al archipiélago -en alerta por este fenómeno meteorológico- a liderar el ranking nacional de rachas. La marca, que superó los 100 kilómetros por hora, se registró a las 5.40 horas en Izaña, Tenerife: 114 kilómetros por hora. Las siguientes más altas sacudieron a Agulo, en La Gomera, y a Tejeda, en Gran Canaria, ambas con 96 kilómetros por hora.

Tal fue el soplido del viento, que provocó más de 125 incidencias en todo el archipiélago, la mayoría -más de 90- en la capital grancanaria. Se notificaron, así, obstáculos en la vía, caída de ramas de árboles, de cornisas y de cables de tendido eléctrico. Concretamente en la isla redonda, también se efectuó el cierre de carreteras por el desprendimiento de piedras y el desplome de árboles. Fue el caso de la GC-702, la GC-75 (desde Fontanales al cruce de la GC-21) o la GC-21 (desde el barrio de Lanzarote hasta el cruce con la GC-75).

A su vez, en Las Palmas de Gran Canaria se produjo una filtración de agua en el túnel de Santa Catalina dirección Puerto, más específicamente en el punto kilométrico 8,5 de la Avenida Marítima.

Asimismo, el viento puso en apuros a numerosas embarcaciones que quedaron a la deriva. Dos, por ejemplo, fueron localizadas en la ciudad capitalina de Gran Canaria y una tercera, con dos tripulantes a bordo, en aguas cercanas a Tenerife.

La calima no se quedó atrás y también hizo de las suyas. Además de emborronar el paisaje y resecar las vías respiratorias, dificultó durante la jornada de este martes las operaciones en los aeropuertos canarios, sobre todo en el de Gran Canaria. En concreto, dejó una visibilidad horizontal de 3.700 metros, de acuerdo con datos de la Aemet. La situación terminó salpicando a los pasajeros y varios vuelos sufrieron retrasos.

La calidad del aire también se vio mermada por el polvo en suspensión, llegando a ser 'Extremadamente desfavorable' en diferentes puntos de Puerto del Rosario, Fuerteventura, según el Índice de la Calidad del Aire (ICA)del Gobierno de Canarias.

Mientras, la estación meteorológica de San Bartolomé de Tirajana, Cuevas del Pinar fue la que más precipitación acumuló: 6,4 litros por metro cuadrado en una hora. Le siguió Las Tirajanas y Tejeda, también en Gran Canaria, con 3,8 y 2,8 litros por metro cuadrado en una hora.

La predicción para el resto de la semana

La predicción de la Aemet para este miércoles sigue apuntando a calima intensa, con probables valores de visibilidad localmente inferiores a 1.500 metros, que tenderá a mejorar, sin embargo, a últimas horas.

También vaticina rachas muy fuertes de componente este y no descarta las lluvias débiles y ocasionales en las islas más montañosas -Gran Canaria entre ellas-, que pueden caer en forma de chubascos e ir acompañadas de aparato eléctrico.

Esta tendencia continuará el jueves 29 de diciembre, cuando, a lo largo de la tarde, el polvo en suspensión comenzará a remitir de este a oeste. Las rachas seguirán siendo localmente muy fuertes en la zona occidental de La Palma, a primeras horas del día, y en el nordeste de Tenerife a últimas. La probabilidad de que llueva, por su parte, será baja.

A pesar de que la Aemet habla de una remisión del polvo en suspensión a partir del jueves, sigue pronosticando este fenómeno hasta el sábado 31 de diciembre, fin de año, cuando la califica de «ligera». Las precipitaciones, al mismo tiempo, seguirán siendo probables el sábado 30, mientras que el viento continuará soplando del este con intervalos de fuerte en medianías y zonas altas el próximo viernes y sábado. Las temperaturas, sin embargo, se mantendrán con pocos cambios.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios