Imagen de los migrantes hospedados en hoteles del sur de Gran Canaria. / acfi press

Bruselas admite la grave situación de los migrantes en Canarias

«En el archipiélago la situación es gravísima, la llegada de irregulares se ha incrementado casi un mil por cien, por eso la Comisión está dando ayuda adicional y también hay personal de nuestras agencias, Frontex está presente»

EFE Bruselas

La comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, ha reconocido este martes la «gravísima» situación que vive el archipiélago canario por el enorme flujo de llegadas de migrantes en el último año mientras varios eurodiputados españoles han pedido a la UE una implicación activa para resolver la situación.

El asunto se ha tratado en un debate en el pleno de la Eurocámara, donde también muchos parlamentarios del grupo socialdemócrata (S&D) y de Izquierda Unitaria Europea han denunciado las supuestas irregularidades de la agencia europea Frontex en relación con las devoluciones en caliente de migrantes.

«En Canarias la situación es gravísima, la llegada de irregulares se ha incrementado casi un mil por cien, por eso la Comisión está dando ayuda adicional y también hay personal de nuestras agencias, Frontex está presente», ha explicado Johansson.

Ha admitido la comisaria que se trata de una de las rutas migratorias «más mortíferas» en la que no se sabe cuántas vidas se han perdido y ha recordado que en los últimos meses ha visitado tanto Canarias como Mauritania y Marruecos y ha comprobado que es necesario trabajar con terceros países para combatir el tráfico de migrantes.

El eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar ha resaltado durante el debate que 23.000 migrantes llegaron a las islas en 2020 y más de 1.300 lo han hecho en lo que va de 2021.

López Aguilar ha indicado que, pese a los 43 millones de ayuda de emergencia de Bruselas a las autoridades españolas, «la capacidad de Canarias para la acogida es limitada» y no puede ser definitiva, por lo que ha considerado que debería haber a nivel de la UE un programa de reubicación que exprese «una solidaridad vinculante» por parte de los estados miembros.

El diputado del PP Gabriel Mato también ha denunciado que Canarias está «desbordada y sola», pero ha atribuido la situación al Gobierno de España, que, a su juicio, «la ha abandonado a su suerte».

Mato ha opinado que el archipiélago necesita de la solidaridad y apoyo directo de la UE y ha indicado que solo así la Unión «demostrará ser un proyecto común de solidaridad y de futuro».

Pernando Barrena (Bildu) ha dicho, por su parte, que la realidad de Canarias recuerda al campo griego de Moria y ha acusado a las autoridades españolas de permitir que los migrantes permanezcan detenidos durante más tiempo de los límites legales.

También ha recriminado a Marruecos que utilice el incremento de la presión migratoria para condicionar la posición de España y la UE sobre el Sahara Occidental.

La secretaria de Estado de Asuntos Europeos de Portugal, Ana Paula Zacarías, cuyo país preside el Consejo de la UE este semestre, ha alentado el «apoyo y cooperación técnica» con las autoridades españolas en relación con Canarias y ha opinado que hay que dar prioridad al pacto migratorio y de asilo propuesto por Bruselas para abordar la gestión migratoria de manera «eficaz, resistente, fiable y con salvaguardas».

Zacarías ha adelantado que Portugal espera organizar en Lisboa una conferencia sobre flujos migratorios en los próximos meses.

FRONTEX

La diputada de Izquierda Unida Sira Rego ha mencionado, por su parte, la política de «crear muros» de la UE, «cuyo mejor ejemplo es Frontex», y ha acusado a su director ejecutivo, Fabrice Leggeri, de ser «un mentiroso» por negar las acusaciones sobre las devoluciones en caliente.

«Asumamos que a Leggeri le quedan dos opciones: dimitir o que le echemos», dijo Rego.

En el mismo sentido se ha pronunciado la diputada socialista alemana Birgit Sippel, que ha dicho que «Frontex tiene que responder y el director no puede seguir en ese puesto».

La comisaria europea ha recordado que las acusaciones contra Frontex motivaron la apertura por parte de Bruselas de una investigación y ha indicado que este miércoles habrá una nueva reunión de la agencia europea para abordar ese asunto.

BOSNIA HERZEGOVINA

La comisaria ha alertado de la alarmante situación migratoria en Bosnia-Herzegovina por el cierre del campo de recepción de Lipa y ha asegurado que la CE ha trabajado «para evitar una crisis humanitaria».

El pasado 11 de enero el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, pidió al presidente de Bosnia-Herzegovina, Milorad Dodik, que abra más centros a lo largo del país para acoger a los refugiados que continúan a la intemperie tras el incendio del campo de Lipa.

Unos 2.500 refugiados siguen al raso -acampando en edificios abandonados y en los bosques- en el Cantón de Una-Sana, a pocos kilómetros de la frontera con Croacia, después de que el pasado 23 de diciembre se incendiara el campo de Lipa.

Están además en una zona que carece de agua potable, electricidad y calefacción.