Borrar
Dos coches Tesla en un supercargador de la compañía. EFE
El lucrativo negocio de Tesla: cobrar a terceros para que puedan contaminar

El lucrativo negocio de Tesla: cobrar a terceros para que puedan contaminar

ODS 13 | Acción por el clima ·

Cuatro de cada diez euros de los ingresos netos en el primer trimestre proceden de vender créditos a otras empresas para que «cumplan con la normativa de emisiones»

Jueves, 25 de abril 2024, 10:37

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tesla vende coches, cargadores, paneles solares y baterías, pero Tesla hace negocio con créditos de carbono para que otras empresas puedan 'seguir contaminando'. Cuatro de cada diez euros de los ingresos netos de la compañía de Elon Musk provienen de los pagos de otras compañías para 'poder seguir contaminando'.

«Obtenemos créditos negociables en la actividad de nuestro negocio bajo diferentes regulaciones relacionadas con los vehículos de cero emisiones, los gases con efecto invernadero y los combustibles limpios», señala Tesla en sus documentos anuales remitidos a la SEC, el regulador bursátil estadounidense.

Bajo el epígrafe «Automotive regulatory credits», Tesla hace caja con su política verde. «Vendemos estos créditos a otras entidades reguladas que pueden emplear estos créditos para cumplir con la normativa de emisiones y otros requisitos regulatorios». Sin embargo, su cartera de clientes se desconoce. Traducido: venta de créditos de emisiones para que otras firmas contaminen más.

Un negocio opaco, suculento y que ayuda a sostener las cuentas de la firma. En los tres primeros meses de 2024, Tesla ingresó 402 millones de euros con la venta de estos créditos, lo que supone el 38,6% de los ingresos netos de la compañía en el primer trimestre, que alcanzaron los 1.076 millones de euros.

En las métricas de ingresos relacionados con el segmento de vehículos, los guarismos asociados a los «automotive regulatory credits» son los únicos que crecen. Y lo hacen a pesar de las propias previsiones de la compañía. «Continuará durante algún tiempo, pero con el tiempo este flujo de créditos regulatorios se reducirá», advertía en 2020 el por aquel entonces director financiero, Zachary Kirkhorn.

Sin embargo, la cifra no da síntomas de agotamiento y ha recaudado ya más de 9.000 millones de euros para Tesla, ya que este gigante de los vehículos eléctricos incurre en costes mínimos para obtener estos créditos de carbono, los ingresos de su venta se traducen en ganancias puras.

Desde 2020, la cifra no cae de la barrera psicológica de los 1.000 millones de euros y en los últimos doce meses, Tesla batió su cifra de ingresos por esta actividad hasta alcanzar los 1.658 millones de euros, un 2,39% más que los datos de 2022.

Problemas para otros

A principios de este mes, el equipo de Musk anunció la entrega de 386.810 vehículos, un 8,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. El fabricante se está enfrentando a una dura competencia proveniente del mercado asiático, con competidores capaces de ofrecer vehículos eléctricos de altas prestaciones a precios más bajos.

Sin embargo, la ralentización de ventas mundiales de vehículos eléctricos está impulsando, curiosamente, los ingresos de Tesla. La apuesta por los coches híbridos por parte de otros fabricantes hace que estos tengan que comprar créditos de carbono del gigante de los vehículos eléctricos.

En los últimos meses, empresas como Volkswagen, General Motors, Honda o Jaguar Land Rover no han cumplido con sus expectativas en la descarbonización de sus vehículos y han apostado por los vehículos de combustión. Una desaceleración que supone un empujón a los resultados de Tesla.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios