Tecnología para prevenir el suicidio

Una aplicación alerta de conductas de riesgo en las redes sociales

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

Beatriz vive más tranquila desde que ha instalado la aplicación de prevención de suicidios en el móvil de sus tres hijos adolescentes. «No es que pienses que existe un riesgo de que vayan a quitarse la vida, pero siempre pueden enfrentarse a situaciones que desconozcas, como un acoso escolar, y otras circunstancias que no te cuentan. Es una forma de cuidarlos, de tener ojos viendo donde tú no llegas».

Los tres hijos de esta madrileña participan como voluntarios en el ensayo de un dispositivo para los móviles que detecta señales de alerta en las redes sociales de un posible suicidio, un proyecto liderado por el Hospital 12 de Octubre de Madrid y que se va a extender a otros centros sanitarios españoles. La aplicación ha recibido el premio de Tecnología Humanitaria de Cruz Roja.

La herramienta se llama SearchingHelp y detecta palabras, frases y expresiones que dan pistas de que esa persona tiene intenciones suicidas. «Desde búsquedas en páginas de Internet como la de 'cómo utilizar los medicamentos para acabar con tu vida' a frases del tipo 'esta vida es una mierda'», explica Eugenia Ponte, psicóloga y responsable de la startup que ha creado esta aplicación, un equipo integrado por profesionales del campo de la psiquiatría, la psicología, la lingüística, la pedagogía y la ingeniería informática. 'Escuchamos lo que otros no pueden oír' es el lema de la iniciativa.

Las técnicas de inteligencia artificial que utiliza permiten aprender del comportamiento de las personas a través de su actividad en las redes sociales y alertar cuando algo cambia en sus patrones de actuación. «Por ejemplo, si escriben mensajes de forma compulsiva y no los envían o alteran sus rutinas: todos los días eran activos en las redes y, de forma brusca, dejan de tener presencia», describe como conductas sospechosas Ponte. Una vez que el dispositivo detecta esa situación de peligro envía un mensaje que llega directamente al psiquiatra que atiende a esa persona.

Tras un ensayo piloto que ha resultado muy positivo, el Hospital 12 de Octubre utiliza esta aplicación en pacientes que han intentado quitarse la vida o corren alto riesgo de hacerlo. El objetivo es superar los 1.100 usuarios de esta aplicación preventiva, que se puede instalar en móviles, ordenadores o tablets. «Es importante la prevención porque por cada persona que acaba con su vida, otras veinte lo intentan», da el dato la psicóloga.

Entre los pacientes a los que se controla con esta nueva tecnología hay usuarios de todas las edades y perfiles, pero una buena parte son jóvenes y menores. Lo que refleja una realidad tras la pandemia: «Se ha incrementado la incidencia de los problemas de salud mental en los adolescentes».

Reducir casos

«Se trata de poner la tecnología al servicio de la prevención de suicidios. Ser capaz de predecir el riesgo de un paciente. El objetivo con el uso de este dispositivo es reducir un 10% la repetición autolítica», destaca el doctor Gabriel Rubio, jefe del servicio de Psiquiatría en el Hospital 12 de Octubre, que lidera este proyecto. Valora como una de sus principales ventajas que el médico recibe la alerta en cuanto se detecta un indicio de la intención de quitarse la vida o de que su paciente atraviesa un momento de crisis.

Esta técnica permite al terapeuta conocer conductas de las que el afectado no habla. «Aunque quiera, no te cuenta sus intenciones», comenta este catedrático en Psiquiatría. Y recuerda que los efectos de la pandemia han multiplicado por tres las tentativas de suicidio en España. «Es muy importante evitar los intentos no mortales por las graves secuelas que provocan, desde los problemas físicos al estigma psicológico durante años. El sentimiento de vergüenza y culpa es muy fuerte en las víctimas», añade el jefe de Psiquiatría del 12 de Octubre, que avanza que se va a extender esta tecnología a otros hospitales españoles. El sistema SearchingHelp, además, elabora estadísticas de cada paciente y colectivas que aportan información relevante a los médicos para mejorar los tratamientos a sus pacientes.

.

Con consentimiento

Para instalar esta herramienta en un dispositivo, la persona debe dar su consentimiento y en ningún caso se accede a la identidad del usuario. La madre madrileña que la utiliza con sus hijos aclara que ellos saben que tienen la 'app' en sus móviles. «El dispositivo analiza toda la actividad en sus redes sociales, pero lo importante es que detrás está un equipo de psicólogos y psiquiatras que saben interpretar esos datos. Las familias no tenemos conocimientos suficientes para advertir las señales de alerta».

Los impulsores de este proyecto también preparan su aplicación para la detección de casos de 'bullying'. «El acoso escolar tiene graves secuelas psicológicas en los niños que lo sufren: alteraciones depresivas, ansiedad, miedo, trastorno del sueño, fobia escolar... que dejan huella en el uso de Internet», señala Eugenia Ponte.

De hecho, el 'bullying' está también en el origen de casos de suicidios entre menores. El más reciente que se ha hecho viral en las redes sociales ha sido el de una menor, Kira López, que se quitó la vida cuando se dirigía a su colegio en Barcelona el año pasado. Sus padres desconocían los problemas de su hija, de 15 años, y descubrieron que sufría «acoso» tras revisar los mensajes que recibía. «Llevaba mucho tiempo sufriendo 'bullying' silencioso. Creo que no nos contó lo que le pasaba por no hacernos sufrir», escribía su padre, José Manuel López, que ha denunciado el caso.

  • 20 intentos de suicidio por cada uno que se consuma. Cada cuarenta segundos una persona se quita la vida en el mundo. Entre las víctimas de esta lacra social hay más hombres que mujeres.s.

Las cifras