higinia garay

Faltan condones: las infecciones de transmisión sexual se disparan en todas las edades

Los casos de sífilis, gonococia y clamidia se han multiplicado en toda España de una manera «alarmante» en los últimos 20 años

FERMÍN APEZTEGUIA | CARMEN BARREIRO

Parece mentira que 40 años después del estallido de la pandemia de sida, las infecciones de transmisión sexual estén aumentando de manera exponencial por haber dejado de utilizar el preservativo!». La alerta «máxima», así la definen, la lanza la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), la mayor organización profesional de la especialidad en el país, a través de la coordinadora de su Grupo para la Investigación de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), la dermatóloga Alicia Comunión. La situación, según explica la experta, es «muy preocupante».

Los casos de sífilis, gonococia y clamidia se han disparado en toda España de una manera «alarmante» en los últimos 20 años debido, sobre todo, a las enormes lagunas de la población en torno a la prevención. La falta de conciencia y conocimientos se da «en todos los grupos de edad», incluidas, «por supuesto», las personas mayores:los jóvenes siguen siendo sus principales víctimas, pero ya no los únicos. «Muchos de ellos ni siquiera saben citar una sola infección de transmisión sexual, más allá del VIH/sida», asegura la experta, que trabaja en un centro de prevención en Madrid. Falla la educación sexual.

La ignorancia ha encontrado en el abuso del alcohol y el auge del sexo oral sin control el aliado perfecto que las enfermedades de transmisión sexual necesitaban para expandirse. «Estamos ante un problema de salud pública muy importante», advierte la especialista. Las últimas cifras sobre la cuestión, recogidas en el informe del Ministerio de Sanidad con datos de 2019, avalan la alerta.

Los casos de gonococia se han multiplicado por catorce en veinte años, al pasarse de una tasa de 2,04 casos por cada 100.000 habitantes hasta los 28,8. La situación resulta especialmente complicada en Cataluña (75,26), Baleares (35,38) y País Vasco (33,87), las comunidades con tasas más elevadas de gonorrea, las tres por encima de la media.

La sífilis se ha disparado en una proporción similar, desde los 1,77 casos por 100.000 habitantes de 2001 a los 13,29 de la actualidad. La clamidia, menos conocida aún y dramática por sus consecuencias, ha experimentado una escalada similar, con una tasa de 18,04 casos en 2016, que se elevó hasta nada menos que 44,18 en 2019.

Hablar sin miedo con los hijos

«El sexo oral sin protección –origen del 30% de los casos de sífilis– se ha convertido en una forma habitual de relacionarse entre los jóvenes». También resulta cada vez más común entre las parejas heterosexuales el sexo anal, como «peligrosa forma» de evitar un embarazo. «Desde el punto de vista de la prevención se trata de una práctica muy agresiva», matiza.

Curiosamente, los casos de VIH/sida llevan años descendiendo, aunque aún se detectan 4.000 nuevas infecciones anuales. Alicia Comunión insiste en la necesidad de una mejor educación sexual, la asignatura pendiente de España desde la Segunda República. «Está demostrado que los niños acceden a contenidos pornográficos de internet a edades muy tempranas. Resulta contradictorio que nos apure hablar con ellos sobre sexualidad, cuando nos llevan una ventaja abismal».

LAS ITS MÁS FRECUENTES

  • El doctor José Antonio Varela, responsable de la Unidad de ITS del Hospital Cabueñes (Gijón) y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) explica cinco de las más habituales.

  • Sífilis Aunque suene a enfermedad antigua, es una las ITS que más ha repuntado en los últimos años, en especial entre los hombres que mantienen relaciones homosexuales. Se trata de una infección muy contagiosa causada por una bacteria (Treponema pallidum) que ocasiona una pequeña úlcera en el punto de entrada. Se resuelve con antibióticos (penicilina, casi siempre), pero puede tener unas complicaciones muy severas si no se trata a tiempo.

  • Gonorrea También se trata de una infección bacteriana (neisseria gonorrhoeae) que en el caso de los hombres tiene unos síntomas muy evidentes, como son la secreción purulenta y sensación de quemazón al orinar. En las mujeres puede pasar más desapercibida en la primera fase, pero puede complicarse con el paso del tiempo, llegando a afectar a los órganos reproductivos. Se trata con una combinación de antibióticos por su gran resistencia a la medicación.

  • Clamidia Es la ITS bacteriana (Chlamydia tracomatis) más desconocida y, al mismo tiempo, la más frecuente, con un aumento dramático en las dos últimas décadas. Los síntomas pueden pasar más desapercibidos que los de la gonorrea (inflamación pélvica, cervicitis...), lo que hace que en la mayoría de los casos se detecte tarde. Las infecciones por clamidia pueden derivar en serios problemas de salud reproductiva e incluso oculares. Se detecta con una PCR.

  • VPH El Virus del Papiloma Humano está considerado el mayor causante de ITS a nivel mundial, además de ser el responsable de la totalidad de las verrugas anogenitales y de diferentes tipos de cáncer diagnosticados en ambos sexos. Los expertos reclaman una vacunación universal y gratuita a los 12 años para erradicar el virus por completo. En la actualidad hay tres vacunas en el mercado español: Gardasil, Cervarix y Gardasil 9.

  • VIH El virus de la inmunodeficiencia humana probablemente sea la ITS más conocida, pero no es la más habitual. En este sentido, las personas que asumen una práctica de riesgo se suelen hacer una prueba (es muy sencilla y de muy fácil acceso) para comprobar si se han infectado, de manera que es más sencillo cortar la transmisión. La epidemia no pudo controlarse hasta la aparición en 1996 de la triple terapia antirretroviral que convirtió en crónica una enfermedad mortal.