Lidia carvajal

Errores al volante

La lista de despistes e imprudencias que causan siniestros de tráfico crecen con las nuevas tecnologías a bordo y el ritmo acelerado de vida

MARTA FDEZ. VALLEJO

La Organización Mundial de la Salud (OMS)califica los siniestros de tráfico de «pandemia», ya que cada año mueren 1,3 millones de personas en todo el planeta por esta causa y entre 20 y 50 millones sufren heridas. El objetivo que se ha marcado la OMS en la reciente cumbre de Ginebra para su programa de Seguridad en Carretera 2021-2030 es reducir a la mitad el número de víctimas. Repasamos con el Real Automóvil Club, la DGT y Stop Accidentes errores e imprudencias habituales que se cometen al volante.

No controlar los nuevos sistemas de ayuda a la conducción

Seguir al GPS ha colocado a muchos conductores en situaciones complicadas, atascados en vías que no llegan a ninguna parte e, incluso, es causa de accidentes. Uno de los más trágicos ocurrió en Badajoz cuando un hombre de 37 años falleció tras caer su coche al pantano de La Serena mientras circulaba de noche por una carretera cortada siguiendo la ruta que le marcaba el GPS. «Los nuevos dispositivos de apoyo a la conducción que han llegado para ayudarnos, también se pueden volver contra nosotros si no sabemos utilizarlos», resume Mario García, portavoz del Real Automóvil Club Vasco Navarro. Pone un ejemplo. «El sistema que te devuelve a la vía si te sales salva vidas, pero si no está adiestrado puede que, por acto reflejo, el conductor pegue un volantazo», comenta. «Es importante que los vendedores instruyan al comprador en las nuevas tecnologías de los vehículos, deben salir a la carretera y dedicarles el tiempo necesario hasta asegurarse de que controlan los dispositivos», pide.

Despistes con las marchas y pedales

Los coches automáticos también dan sustos. Al no tener pedal de embrague, el conductor solo usa el pie derecho para acelerar y frenar, pero muchas personas tienden, por costumbre, a usar el izquierdo y acaban pisando el freno sin querer, lo que provoca colisiones por alcance. La caja de cambios de los vehículos automáticos puede ser otro foco de despistes –en algunos modelos para arrancar hay que llevar la palanca hacia atrás, un movimiento contrario al que se hace en un manual–. En la lista negra de accidentes figuran los atropellos cuando un conductor mete la marcha equivocada aparcando en un garaje o al salir de un estacionamiento.

Atropellos en los accesos a colegios

El responsable de Stop Accidentes, Fernando Muñoz, alerta de un tipo de siniestro que se ha multiplicado en los últimos años: los atropellos que ocurren en las zonas de colegios. «Los padres bajan a sus hijos de los vehículos con prisa, los pequeños se meten entre los coches y los conductores no los ven», subraya. Stop Accidentes ha reclamado a los ayuntamientos que establezcan zonas de seguridad alrededor de los centros de enseñanza en las que esté prohibido circular. «Deberíamos acercar a los niños a la puerta del cole andando, nunca en coche».

Distracciones con el ordenador del vehículo

La DGT señala que las distracciones por el uso del móvil se han convertido en la principal causa de siniestros en carretera y provocan más de 300 fallecidos al año en España. Una llamada 'relajada' con un manos libres triplica la posibilidad de cometer un error al volante. «Y nos olvidamos de que los ordenadores a bordo son pantallas táctiles con múltiples opciones e información y su manipulación causa distracciones», añade el portavoz del RAC. Desde esos dispositivos multimedia controlas la música, la temperatura, el gps, el móvil...

Sin cinturón de seguridad y conducir cansado

Conducir bajo los efectos de alcohol y drogas son, junto con el exceso de velocidad y el uso del móvil, las imprudencias que provocan la mayoría de los accidentes, detalla la DGT. Ponerse al volante cansados «es otro de los principales factores de riesgo», destaca Fernando Muñoz. «Multiplica los despistes al volante». Y entre las imprudencias aún figura la de no llevar cinturón de seguridad. Un 25% de víctimas de siniestros, fallecidos y heridos, no llevaba el cinturón, recuerda Stop Accidentes. Un error frecuente es «arrancar el coche a la vez que nos lo atamos» por hacerlo más rápido..

No señalizar el coche en un accidente

Hay acciones como abrir la puerta del coche al parar sin mirar si viene otro vehículo o salir del vehículo sin poner el freno de mano que causan siniestros de tráfico a diario. Stop Accidentes resalta otra maniobra peligrosa: detenerse en la vía y abandonar el vehículo sin señalizar nuestra posición –poner luces de emergencia, triángulos luminosos y chaquetas reflectantes–. «Es causa de muchos atropellos mortales», incide su portavoz.